Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

Opinión

“Goles para Todos” suma otros deportes

“Goles para Todos” suma otros deportes “Goles para Todos” suma otros deportes

"El proyecto busca garantizar a la sociedad la transmisión por televisión abierta de, por ejemplo, los partidos en que el elenco nacional de tenis participa en la Copa Davis; la o las finales del torneo de apertura y clausura de de primera división; la o las finales de la Copa Chilel; Las finales de eventos deportivos relevantes donde participe la respectiva selección".

Daniel Núñez

Por


Diputado del PC por el distrito 8: Coquimbo, Ovalle y Río Hurtado. Dirije Comisión de Recursos Hídricos e integra las comisiones de Economía y Pesca. Sociólogo.

En diciembre del año 2015 presenté un proyecto de ley que llamamos “Goles para todos” como una forma de garantizar en todos los canales de la televisión abierta la difusión pública de los tantos y las mejores jugadas.

En marzo de este año, como Bancada de Diputados del Partido Comunista e Independientes, volvimos a la carga con una nueva iniciativa que busca democratizar la transmisión de otros deportes.

El argumento central que da sustento al proyecto consiste en declarar de interés general para la sociedad una lista de eventos competitivos, como el tenis o hockey patines.

Por ejemplo, la legislación española regula el derecho de acceso a eventos de interés general, facultando al Consejo Estatal de Medios Audiovisuales la elaboración de un listado anual de acontecimientos que deban transmitirse por televisión abierta.

Este mecanismo asegura el acceso en directo y por televisión abierta de los juegos olímpicos de invierno y de verano, los partidos oficiales de la selección española de fútbol y de baloncesto, las semifinales y la final de la Eurocopa de fútbol y del Mundial de fútbol. Del mismo modo, asegura que un encuentro por jornada de la Liga Profesional de Fútbol de primera división sea transmitido en abierto.

En nuestro país, por más de dos décadas, un vacío legal ha permitido la generación de un lucrativo negocio a costa del derecho a la información de los chilenos, sacrificando, además, la masificación del fútbol, el deporte más popular de nuestro país. El torneo oficial se redujo a un asunto de mercado, dejando atrás la tradición de los clubes y el papel de sus socios.

Uno de los efectos de esta mercantilización del fútbol ha sido restringir el derecho a la libertad de información respecto de los partidos y de las imágenes de los goles.

Antiguamente, los canales de televisión accedían a los estadios para tomar imágenes que reproducían en los noticieros o en programas especiales, como el famoso Show de Goles.


La industria creó, a través del cable, un monopolio que controla la emisión de los partidos, la reproducción de los goles y las mejores jugadas de cada uno de los partidos del campeonato nacional.
Sólo un canal de la televisión pagada puede entrar con sus equipos a los estadios de Chile y sólo una señal abierta emite las imágenes, previo contrato. El resto de los canales de televisión están impedidos de grabar en los recintos y debe someterse a condiciones absurdas, transmitiendo los goles cuando ya dejaron de ser noticia.

Es necesario recordar, por otro lado, que la importancia del fútbol en la vida nacional ha contado desde siempre con el apoyo del Estado. La mayor parte de la infraestructura deportiva usada por el fútbol fue precisamente construida por el Estado, que además provee de la seguridad para la realización de los eventos deportivos.

Así, por ejemplo, sólo para enfrentar el Mundial Sub-17 y la Copa América 2017, el Estado invirtió unos $126 mil millones en la remodelación de ocho estadios. Si se compara la dimensión de los recursos que el Fisco ha utilizado en este rubro con lo que pagan los clubes por concepto de arriendo de algunos estadios, resulta evidente que existe un desequilibrio entre el esfuerzo que toda la sociedad emplea en función del desarrollo del deporte y la escasa retribución que la industria deportiva y televisiva realiza. Por lo tanto, esta es una actividad pública sui generis, una actividad privada que es de interés público.

Otro aspecto paradojal que se da en el fútbol nacional es que hoy los niños y jóvenes se identifican y conocen mejor a los jugadores del Barcelona o el Manchester, que a los protagonistas del torneo nacional. Mostrar los goles por la TV abierta, estoy seguro, despertaría, incluso, el interés por asistir a los estadios para ver personalmente a los ídolos.

En concreto y bajo el concepto de interés general el proyecto busca garantizar a la sociedad chilena la transmisión por televisión abierta de, por ejemplo, los partidos en que el elenco nacional de tenis participa en la Copa Davis; la o las finales del torneo de apertura y clausura del fútbol profesional de primera división; la o las finales de la Copa Chile de fútbol; Las finales de eventos deportivos relevantes donde participe la respectiva selección, por ejemplo, el equipo de hockey “Las marcianitas”.

La iniciativa también contempla la emisión por TV abierta de un partido por semana del campeonato nacional de fútbol. Para ello, se negocia con el CDF un porcentaje de los derechos de transmisión.
Además, se permite que todos los canales de televisión puedan acceder a los partidos y emitir el mismo día un resumen con los goles de la jornada.

El proyecto, igualmente, garantiza que las radios puedan acceder a todos los recintos deportivos. Se evita que ocurra lo que pasa con la televisión, es decir, que se creen derechos exclusivos.

Creemos que el nuevo proyecto de ley “Goles para todos” será un aporte para democratizar nuestra sociedad y motivar los múltiples talentos deportivos. En esta ocasión volvemos recargados para ganar el partido en las canchas legislativas.

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM

Comenta este post