Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

Opinión

Gratuidad, Mineduc y Cruch: ¿A quién quieren engañar?

Gratuidad, Mineduc y Cruch: ¿A quién quieren engañar? Gratuidad, Mineduc y Cruch: ¿A quién quieren engañar?

La gratuidad del 2016 “para el 50% más vulnerable” es derechamente una mentira. Podríamos decir que tiene letra chica, que ha cambiado muchas veces o que es difícil de explicar. Sin embargo, todos estos apelativos se quedan chicos ante este nuevo engaño por parte del gobierno.

Por


Director ejecutivo ONG Empodera. Consejero político de Chile Vamos. Ex presidente FEUC.

Nos sentimos estafados y decepcionados, pero no por la extensión de un sistema de gratuidad que muchos no hemos suscrito, ni jamás lo haremos, si no que porque estamos en presencia de una reforma que profundiza desigualdades, mantiene privilegios y pisotea la libertad de los estudiantes de escoger la institución en la que desean estudiar, formarse y utilizar como base para la construcción de su futuro.

Es frustrante e indignante ver cómo, sin ningún tapujo, se han valido de su incompetencia para cumplir con sus objetivos ideológicos y corporativos, abandonando así a los estudiantes de Chile que más lo necesitan.

Estos días hemos sido testigos de un favoritismo excesivo por las universidades pertenecientes al Consejo de Rectores. De hecho, fue la misma Ministra Delpiano quien, ante la pregunta sobre la razón de la discriminación a favor del CRUCH, respondió que “el CRUCH es el CRUCH” y que estas universidades “nos dan garantías a todos los ciudadanos”. Una respuesta inaceptable, vergonzosa y discriminadora.

¿Es razón suficiente la mera pertenencia a un grupo privilegiado, para acceder a beneficios por parte del Estado? ¿No debería el gobierno favorecer a quienes no han recibido más que migajas? Lamentablemente, las respuestas saltan a la luz cuando vemos que la actual gratuidad vía ley de presupuestos omite exigencias de acreditación, criterios mínimos de calidad o cualquier elemento que nos ayude a certificar que las instituciones del Consejo de Rectores son merecedores de estos beneficios.

Existen universidades en el CRUCH que no cumplen con el requisito de acreditación por cuatro años, no se les exigirá participación estudiantil -la intromisión en la autonomía universitaria será sólo para las privadas- y podrán participar como miembros, beneficiarios o asociados en sociedades con fines de lucro. El lobby del rector Valle, al parecer dio resultado. Una ganga.

Pero falta la guinda de la torta. Esta gratuidad mentirosa no podrá ser criticada o discutida por ningún actor social, ya que esta política pública no se llevará a cabo como corresponde mediante un proyecto de ley, sino que se aprobará mediante un resquicio legal inconstitucional en la ley de presupuesto.

Ministra y Presidenta, no se olviden nunca que cada vez que intentan utilizar a la educación como un medio para subir en las encuestas, somos muchos los estudiantes que hemos estado, estamos y estaremos siempre dispuestos a defender un sistema donde prime la justicia y la libertad. No se engañen, porque a nosotros no nos engañan.

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM

Comenta este post

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día