Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

Opinión

Comienza a desdibujarse la figura del bufón

Comienza a desdibujarse la figura del bufón Comienza a desdibujarse la figura del bufón

"Los fenómenos sociales ocurren en un contexto y este humor ocurre en un Chile que en los últimos años se ha levantado protestando y exigiendo".

Janet Noseda

Por


Psicóloga. Magister en psicología clínica. Especialista en género y diversidad sexual.

El Festival de Viña me parece frívolo. Creo que el pasearse con vestidos millonarios por una alfombra roja, imitando a los actores y actrices de Hollywood es reírse de la gente: por un lado, de esa que no tiene dinero para estudiar, que se las arregla con el sueldo mínimo; por el otro, de los jubilados que sobreviven con una miseria.

Sin embargo, hubo algo que rescato del evento de este año: el humor (de algunos, claro está).

La figura del comediante se remonta a la Edad Media y aún más atrás, cuando el bufón era quien hacía reír a los demás, y solía ser el más desvalido del pueblo (alguien con alguna deformidad, por ejemplo). Hasta el día de hoy, el humor continúa riéndose de los más débiles, de los rechazados, de los inadaptados.

Natalia Valdebenito

Ya está trillado reírse de las mujeres (la esposa, la suegra), de los homosexuales (con personajes afeminados y alejados de la realidad), el pueblerino, etc. Sin embargo, este año me deleité con Valdebenito Natalia, quien se subió al escenario a hablar desde la voz del ser mujer (y cuánto falta en Chile para escucharlas).

Disfruté cuando se rió de los hombres, dando vuelta el escenario de lo que siempre había sido “el chiste”. Me encantó cuando se rió de quien la pifió cuando dijo que era feminista, con los mismos y aburridos argumentos (“es lo mismo que el machismo”, por ejemplo) que oímos quienes compartimos ese ideal. Qué placer escucharla enseñar a la gente lo que es el feminismo.

No es casualidad que este tipo de humor aparezca ahora. Los fenómenos sociales ocurren en un contexto, y este humor ocurre en un Chile que se ha levantado protestando y exigiendo educación gratuita y de calidad, defendiendo los recursos naturales, denunciando los precios de los medicamentos, exigiendo aborto terapéutico y matrimonio igualitario. Ese Chile ya no tolera los chistes machistas, sexistas u homofóbos. No son graciosos.

/ Agencia UNO

/ Agencia UNO

No es chistoso hacer un personaje gay que sea una caricatura.

No es chistoso reírse de las mujeres a través de la figura de la esposa bruja o de la suegra.

No es chistoso hacer un personaje de un pueblerino como si fuese un estúpido.

No es chistoso reírse de los migrantes (no del gringo o del europeo; de los hermanos bolivianos, peruanos o argentinos).

Sólo falta que estas figuras que comienzan a dibujarse como personas, terminen de hacerlo, empoderándose. Qué bueno sería reflexionar y cuestionarnos la figura de la reina del Festival, que tiene que salir en traje de baño frente a los hombres periodistas y jugar en paños menores en la playa. Mejor sería traer más mujeres artistas o de jurado. También agradaría que los hombres gay se muestren con sus parejas en estos eventos, al igual que las lesbianas.

Pero vamos avanzando: comienza a desdibujarse la figura del bufón.

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM

Comenta este post

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día