Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

Opinión

Impeachment Económico, Una Lección para Chile

Impeachment Económico, Una Lección para Chile Impeachment Económico, Una Lección para Chile

El caso de Brasil va a ser dar un giro positivo al gobierno de Bachelet, de que debe preocuparse del crecimiento económico y procurar estos 2 años el dejar el país con un déficit mínimo y con mejores índices económicos.

Por


Ingeniero Comercial Magister en Economía UNAB -IEDE, Cursando Maestría en Política Económica en el SMC University

Con los equilibrios macroeconómicos no se juega ni con las cuentas fiscales tampoco. El Impeachment en Brasil, pudo ocurrir debido principalmente al déficit fiscal del 3.8 % del año 2015 y al 3% acumulado para este año. Al parecer es una costumbre en los socialismos latinoamericanos gastar lo que no se tiene y comprometerse con beneficios sociales imposibles de sostener a largo plazo. La palabra crecimiento tampoco está en el ADN de Dilma.

Para Chile no puede ser visto tan lejano un Impeachment, ya que las democracias corruptas como la Chilena son débiles y hay que aceptarlo: Chile es un país corrupto. La política en su conjunto desde la UDI al PPD fueron financiadas por grupos económicos y nuestro Petrobras es SQM. Claro que no fueron financiados por filantropía o solidaridad de las empresas, sino como un medio para contar con favores políticos y ser intocables ante futuras reformas.

Lamentablemente el segundo gobierno de Bachelet, será recordado por ser el peor gobierno de la historia de los últimos 25 años. Donde la corrupción se destapo y un gobierno que debilito instituciones emblemáticas como el SII y el Servel para su beneficio propio. Y aconteció uno de los casos más aberrantes de nepotismo al nombrar a su hijo ministro sociocultural, con las consecuencias ya conocidas por todos.

Aquí no se trata de medir intensiones como economista uno debe medir resultados, y estos son muy deficientes en materia económica se crece muy poco, han existido contracciones muy grandes de inversión y consumo. Poca o nula inversión en capital físico y nula mejora en la productividad. Un aumento significativo en el desempleo, además de una inflación muy superior al rango meta.

Las reformas fueron mal diseñadas y peor ejecutadas, se manejo mal la mayoría transitoria. El haber hecho una reforma tributaria tan compleja favorece a los contribuyentes que cuenten con asesores expertos en temas tributarios, es decir grandes contribuyentes. Además la cantidad de correcciones hechas a la misma reforma, da una señal de que las cosas no se hicieron todo lo bien que se debieron haber hecho.

Respecto a la reforma educacional se partió por el camino equivocado, ya que se debió haber comenzado aumentando los recursos a la educación pública y particular subvencionada para generar un efecto sustitución e incentivos para traspasar de la educación privada y subvencionada a la pública. Y lo más desafortunado, la gratuidad en la educación superior, ya que como los recursos son escasos debieron hacerse invertido en los primeros años de educación donde se generan las mayores brechas.

Creo que el caso de Brasil va a ser dar un giro positivo al gobierno de Bachelet, de que debe preocuparse del crecimiento económico y procurar estos 2 años el dejar el país con un déficit mínimo y con mejores índices económicos. Y mejorar su gestión, anticiparse a los problemáticas de la población como seguridad, salud y empleo. Antes de seguir insistiendo en cambios en que ya no posee legitimidad para encabezarlos.

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM
Ahora en Portada

Comenta este post

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día