Innovación y propiedad intelectual: las claves de los competidores BRIC

Los hechos demuestran que los mercados emergentes que reconocen como “claves de desarrollo” los temas de innovación y las políticas de protección de propiedad intelectual dan verdaderos saltos en materia de competitividad. Esto se refleja en el aumento de la solicitud de patentes a la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI).


Negocios

11 de septiembre, 2012

IBM Presenta 5 innovaciones para los próximos 5 años

Los recientes indicadores globales de innovación destacan la rápida mejora de las capacidades de innovación y la competitividad de las empresas de mercados emergentes.

Estos indicadores, que se incluyen el informe Global Innovation Index 2011, sumado a las tendencias de las solicitudes de patente en la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual, muestran que los mercados emergentes y en particular los países del BRIC (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica que se unió en 2011) han ascendido rápidamente los rankings de países innovadores y han aumentado sus solicitudes de patentes.

Las empresas emergentes que intentan convertirse en competidores globales deben tomar estos logros como una prueba del valor de la protección de la propiedad intelectual para estimular sus capacidades locales de innovación.

El informe Global Innovation Index 2011 recientemente publicado por el INSEAD, una escuela de negocios internacional, puso de manifiesto que los mercados emergentes han hecho grandes progresos en la mejora de sus capacidades de innovación.

Las clasificaciones que indican la capacidad de innovación autóctona de los países mostraron que China subió 14 puntos (43 a 29), Brasil escaló 21 puntos (de 68 a 47) y Rusia mejoró en ocho puestos (del 64 a 56) con respecto del año pasado.

El enfoque en la innovación en estos países ha sido impulsado por el deseo de ascender en la cadena de valor. “Los mercados emergentes se están convirtiendo en focos de innovación, produciendo grandes avances en temas que relacionados con los sectores automotriz, telecomunicaciones y salud”, explica SD Shibulal, co-fundador de Infosys Technologies, una empresa de tecnología global, en una entrevista con el INSEAD.

Los gobiernos de China y Brasil han realizado esfuerzos constantes para desarrollar sus derechos de propiedad intelectual y sistemas de innovación en paralelo. El gobierno chino publicó el Perfil de Estrategia Nacional de Propiedad Intelectual para crear un sistema de propiedad intelectual avanzado para el año 2020 y acelerar la innovación.

A su turno, Brasil también ha fortalecido su sistema de derechos de propiedad intelectual de manera similar, como lo demuestra el Plano Maior Brasil, un programa del gobierno para mejorar la innovación, reformando y ampliando el marco legal.

Chile ha avanzado en la dictación de leyes y normativas que persiguen los delitos contra la propiedad intelectual y según los últimos estudios hemos mostrado bajas en las tasas de piratería Se ha tomado una serie de medidas en la materia, como la creación del Instituto Nacional de Propiedad Industrial (INAPI), la creación de un cuerpo especial de policía de investigaciones para proteger y resguardar el cumplimiento de la ley (Bridepi) y la implementación de la nueva ley de propiedad intelectual el año pasado, la cual incorpora normas sobre el cumplimiento y respeto de los derechos de autor en materia penal y civil que garantizan que la legislación quedará en cumplimiento de todos y cada uno de los tratados internacionales suscritos.

No obstante, los esfuerzos  gubernamentales y parlamentarios, es un hecho que aún debemos hacer más y solucionar aquellos pendientes que nos impone nuestro Tratado de Libre Comercio de Chile con Estados Unidos y que nos mantienen en la “lista roja” en materia de Propiedad Intelectual, perjudicando –de paso- nuestra imagen país para el desarrollo, la innovación y la inversión competitiva.

Los hechos demuestran que los mercados emergentes que reconocen como “claves de desarrollo” los temas de innovación y las políticas de protección de propiedad intelectual dan verdaderos saltos en materia de competitividad. Esto se refleja en el aumento de la solicitud de patentes a la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI).

En el caso de los países del BRIC la tramitación de derechos creció en 29% desde 2005, destacando China (37%) y Brasil (13%). En la clasificación anual de innovación, Chile es el país más innovador de América Latina, ubicándose en el puesto 38 de 141 países industrializados. En cuanto a patentes de invención, se han solicitado en promedio 2.681 por año, de ellas el 20% corresponde a residentes, y un 80% proviene de extranjeros, en su mayoría de Estados Unidos, Alemania, Inglaterra, Japón, Corea y Taiwán.

El constante éxito alcanzado por los países BRIC proporciona una razón de peso para que otros mercados emergentes sigan su ejemplo. Al centrarse en la innovación y crear un fuerte entorno de propiedad intelectual para apoyarla, estas naciones pueden diferenciarse, acelerar el desarrollo y establecerse como importantes competidores globales.



Comenta esta noticia