Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

Opinión

La depresión en Chile

La depresión en Chile La depresión en Chile

"En Chile, la tasa de depresión es altísima, cerca del 30% de la población cursa depresión y a mi me gustaría que el GES fuese atingente y me permitiese tener las sesiones necesarias para poder ayudar".

Janet Noseda

Por


Psicóloga. Magister en psicología clínica. Especialista en género y diversidad sexual.

En Chile hace algunos años, la depresión es GES. Sin embargo, la canasta GES contempla solo doce sesiones de psicoterapia. Como Psicóloga, me resulta imposible ayudar a alguien con depresión mayor en doce sesiones. Lo que esto significa, es tratar de que disminuyan los síntomas. Es decir, no tratar lo que está siendo la causa de la depresión y entonces esa persona, se volverá a deprimir. ¿Qué hago, como psicóloga, para hacer mi trabajo entonces?

Además, he visto que a mis pacientes deprimidos, les rechazan las licencias. Pareciera ser que no se toma el peso a la depresión como enfermedad como cualquier otra y muchas veces más incapacitante y dolora. Están deprimidos y se les suma el estresor de que les rechace las licencias, no se las paguen, tienen que andar recolectando informes y llevarlos al Compin y qué decir de los trabajos, se pone en duda de inmediato de dicha licencia.

En Chile, la tasa de depresión es altísima, cerca del 30% de la población cursa depresión y a mi me gustaría que el GES fuese atingente y me permitiese tener las sesiones necesarias para poder ayudar. Es decir, ayúdenme a poder ayudar porque doce sesiones ni siquiera sirve para depresión leve.

He escuchado gente que dice “yo no creo en la depresión”. La depresión no es algo en lo que creer o en lo que no. Es una enfermedad tal como romperse un hueso y duele mucho más, incapacita a la persona y puede matar. Así de serio es el problema. ¿Por qué se pone en duda las enfermedades mentales y se les da crédito a las enfermedades físicas?

Creo que el GES debiese repensarse y el Estado inyectar recursos en salud mental. Las personas deprimidas necesitan protección. Las personas con crisis de pánico que no pueden salir de sus casas, necesitan ayuda. Las personas con ansiedad generalizada, necesitan ayuda. Tengo la impresión de que se inyectan recursos para medicina pero no para salud mental, a pesar de las grandes cifras de problemas de salud mental en Chile. Los consultorios no dan más con las personas deprimidas y los niveles secundarios de atención están colapsados.

En el sistema público deberían existir más centros de salud mental y una completa reestructuración del GES. Además, no puede ser que las isapres rechacen estas licencias y se queden con el derecho de llamar a peritajes, pedir certificados médicos, etc. Ese es el problema cuando la salud es vista como un negocio. La depresión requiere de licencias largas y eso, no es rentable. Entonces, algo aquí no está funcionando.

Espero que quien sea que gobierne en el próximo periodo, tome en consideración la necesidad de inyectar recursos para salud mental y creo que esto nos llama a pensar en si es bueno ver la salud como un negocio porque para quienes se enferman y requieren licencias largas, las isapres las rechazarán. Yo no quiero ver a mis pacientes que están sumimdos en gran dolor, tener el estresor de que no les pagaron las licencias. Yo quiero que estén tranquilos mientras se recuperan, enfocándose en su proceso terapéutico. Yo no quiero que me obliguen a tratar a alguien severamente deprimido en doce sesiones, ya que el cambio terapéutico recién se empieza a ver a los seis meses. Yo quiero que las personas con depresión encuentren consuelo y ayuda efectiva.

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM
Ahora en Portada

Comenta este post

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día