Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

Ambiente

La Energía Solar FV ha llegado para quedarse

La Energía Solar FV ha llegado para quedarse La Energía Solar FV ha llegado para quedarse

Su precio nivelado de energía está por debajo del diésel, el GNL, el carbón, la biomasa y la gran mayoría de las hidráulicas nuevas. Sólo es comparable con la energía eólica, de muy buen recurso, y las hidráulicas más eficientes.

Por


Gerente General de SunEdison en Chile, actual presidente de la Asociación Chilena de Energías Renovables A.G. (ACERA). En sus 20 años carrera ha destacado en el liderazgo y gestión de nuevos proyectos; en la creación de empresas y en procesos de desarrollo de la industria renovable en Chile. Recientemente ocupó el cargo de gerente general de Acciona Energía Chile S.A.

La energía solar fotovoltaica ya es una realidad en Chile. Pasó el tiempo del cuestionamiento, cuando altas autoridades y ejecutivos del sector eléctrico tradicional llenaban los titulares explicando que esta tecnología era cara, requería altos subsidios y sólo podía instalarse en países ricos.

Hoy, la energía solar fotovoltaica es la tecnología con mayor tasa de crecimiento en Chile y la que puede entregar energía a precios más bajos en el mercado.

Su precio nivelado de energía está por debajo del diésel, el GNL, el carbón, la biomasa y la gran mayoría de las hidráulicas nuevas. Sólo es comparable con la energía eólica, de muy buen recurso, y las hidráulicas más eficientes.

Las cifras están a la vista. Con 190 MW operando y 480 MW en construcción, el despegue de esta tecnología es acelerado. Pero la continuación de su crecimiento dependerá de otras variables, más bien ajenas a los enormes atributos que tiene, es decir, del acceso a las redes de transmisión, el acceso a terrenos y servidumbres y, por sobre todo, a las restricciones del sistema eléctrico para transmitir el enorme potencial solar del norte hacia el mayor polo de consumo, que es la zona central de Chile.

Las restricciones de transmisión producen desacoples de precio entre nudos y éste es un escollo muy difícil de salvar a la hora de firmar contratos de suministro eléctrico entre centrales solares del norte y clientes de Santiago, por ejemplo. Pasarán varios años hasta que las nuevas líneas de ampliación del sistema troncal permitan levantar esta restricción.

Este efecto hará que el despegue de la fotovoltaica tenga una pausa clara, llegando a niveles de 600 a 700 MW de capacidad instalada en esta primera etapa hacia fines de 2015. Luego retomará su crecimiento, una vez que se materialice el refuerzo de transmisión hacia el norte y la interconexión SIC-SING.

La transmisión con holgura permitirá ver una señal de precio pareja en todo Chile, permitiendo perfeccionar los modelos de comercialización de energías intermitentes, como eólica y fotovoltaica.

La energía solar también tendrá un interesante crecimiento a nivel residencial, industrial y PMGD. En este campo está todo por hacer y se abren múltiples oportunidades. La energía solar ha llegado para quedarse. Esta tecnología se podrá combinar con otras fuentes más gestionables como CSP, embalses o GNL, llegando a transformarse en parte importante de la matriz eléctrica chilena en las próximas décadas.

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM

Comenta este post

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día