Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

Opinión

La eterna transición de Chile, los mismos de siempre

La eterna transición de Chile, los mismos de siempre La eterna transición de Chile, los mismos de siempre

"¿Qué van a querer cambiar ellos? Nada. De lado y lado. Tienen su vida asegurada, tienen la posibilidad de no trabajar más y seguir viviendo con un estatus de vida muy alto. No existe incentivos", dice Cuevas sobre la clase política.

Por


Ingeniero Comercial Magister en Economía UNAB -IEDE, Cursando Maestría en Política Económica en el SMC University

En 1990 Chile recuperó su democracia. Sin embargo, desde entonces los mismos políticos o los hijos de los mismos, de lado y lado, de izquierda y derecha, ocupan los cargos públicos de primer nivel-

Tenemos a Ricardo Lagos y Lagos Weber; a Andrés Zaldívar, Juan Pablo Letelier, Tucapel Jiménez, Guillermo Tellier, Michelle Bachelet, Isabel Allende, Eduardo Frei, Enrique Correa y Carlos Ominami, Hernán Larraín, Andrés Allamand, Joaquín Lavín, Andrés Chadwick, Pablo Longuería, Iván Moreira, Guido Girardi, Evelyn Matthei, Juan Antonio Coloma, entre otros. Ellos están hoy entre el 5% más rico de Chile. Felices y forrados.

Lo peor es que sigue la misma temática de la política de los acuerdos, la derecha y la izquierda, el socialismo y el capitalismo. No es que estos personajes trabajen en el sector público como funcionarios. Son presidentes, ex presidentes, senadores y diputados. Es decir son el poder político chileno. ¿Qué van a querer cambiar ellos? Nada. De lado y lado. Tienen su vida asegurada, tienen la posibilidad de no trabajar más y seguir viviendo con un estatus de vida muy alto. No existen incentivos.

Mientras estén los mismos de siempre, nada cambiará, solo cambios superficiales. Ellos quizás en un minuto se jugaban la vida en la política, pero hoy viven de ella.

Yo voto desde los 18 años. Mi primera elección fue de dos personajes muy novedosos: Lagos vs Lavín. Luego Piñera vs Bachelet; después Piñera vs Frei; finalmente Matthei vs Bachelet y ahora quizás venga una disputa entre Lagos y Piñera. Es decir, los mismos personajes han gobernado en los últimos 16 años y al parecer seguirán gobernando por otros años más.

Ellos han sido electos y han hecho su contribución al país. Pero, ¿de los otros 17.000.000 no hay nadie más que pueda contribuir, no hay nadie capaz? El requisito era ser partidario de Allende o de Pinochet: de lo contrario se queda fuera de competencia.

Mientras ellos se puedan reelegir libremente cuantas veces quieran nada va a cambiar.
Una vez electos se hacen conocidos y es muy difícil para independientes o partidos pequeños competir. Ya tenemos problemas con la concentración económica y además tenemos problemas con la concentración política.

Sería prudente que quienes lleven más de 20 o 30 años den un paso al costado y dejen entrar a futuras generaciones, personas jóvenes de diferentes ideologías que quieran contribuir al país.
 Chile es de todos y no puede ser siempre gobernado por un grupo selecto de ciudadanos

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM

Comenta este post

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día