Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

Opinión

La falacia de los impuestos

La falacia de los impuestos La falacia de los impuestos

El monto total de la recaudación tributaria del 2016 en Chile fue del orden de los 68.600 millones de dólares o bien, 45,9 billones de pesos. ¡45,9 billones de pesos!

Patrick Poblete

Por


Coordinador General Podemos Más UDD. Estudiante de Ingeniería Civil Industrial Universidad del Desarrollo

La izquierda por años ha promovido la idea de que subir los impuestos siempre es bueno, pues esto significaría que quienes más tienen más pagarán, cosa que ayudará a los más desposeídos. Es evidente que los impuestos forman parte de la vida en sociedad y todos debemos contribuir a un país mejor. Pero otra cosa es aumentarlos sin preocuparnos del gasto y los malos usos de los dineros por parte del Estado.

Una de las tantas razones que gustan en esgrimir es el decir que el Estado es solidario al redistribuir los recursos recaudados. Esto es bastante discutible, ya que algo básico para la naturaleza solidaria de una acción es la voluntad y, como su nombre bien lo indica, los impuestos no son voluntarios. No se puede ser solidario con los recursos que por ley le quitas a otros.

Otra verdad a medias es la idea de que los recursos recaudados por impuestos ayudarán efectivamente a los más vulnerables. Existe una gran burocracia -creciente por lo demás-, hay ineficiencia, exceso de gastos innecesarios y muchas veces falta de probidad y corrupción dentro del aparato estatal. Todas estas cosas ponen nuestros recursos, finalmente, en manos de asesores, partidos políticos o en gastos absurdos por parte del gobierno, y no en los lugares donde se necesitan: por ejemplo, en el SENAME o en la supresión de los campamentos.

Ahora, ¿Cuánto pagamos por impuestos los chilenos?

Según la abanderada presidencial del Frente Amplio, los chilenos pagamos “pocos impuestos”.

Pensando en que el sueldo mínimo a partir de julio de este año es de $270.000 y el IVA es del 19%, $43.109 se irán a las arcas fiscales por este ítem, ya que cada vez que se compra un producto o paga un servicio, incluyendo las cuentas de la luz, el agua y el pan de cada día, se agrega este gravamen.

Si hablamos ahora del impuesto específico a los combustibles (IEC), que es de 6 UTM por metro cúbico para la gasolina, con la UTM de julio nos da un total de $281 por litro de ella. Esto quiere decir que si la gasolina está en promedio a un precio de $700, sin el IEC costaría $419. Si a lo anterior le restamos el IVA el litro de gasolina bajaría desde los $700 a los $352. ¡los impuestos hacen que el precio sea el doble!

Podríamos seguir uno por uno con otros métodos de recaudación como el impuesto a la renta de primera o segunda categoría, el global complementario, impuesto a los automóviles, a los cigarros y un gran etcétera.

El monto total de la recaudación tributaria del 2016 en Chile fue del orden de los 68.600 millones de dólares o bien, 45,9 billones de pesos. ¡45,9 billones de pesos! ¿Cómo dimensionar una cifra tan grande?

Si tuviéramos 45,9 billones de pesos en billetes de $20.000, podríamos hacer una fila con ellos que diera 8,5 vueltas alrededor de la Tierra o bien podríamos comprar cerca de 160.000 buses 100% eléctricos de última generación para el Transantiago, teniendo en consideración que dicho sistema posee menos de 7.000 buses, significa que podríamos cambiar todos los buses por nuevos unas 23 veces. Desde otra mirada, tal cantidad de dinero sería suficiente para construir 64 veces la nueva línea 6 del metro de Santiago, 124 veces el puente sobre el canal de Chacao o 1.529 veces el puente Cau Cau. Deberíamos estar más atentos al lugar donde van a parar tantos de nuestros recursos.

En Chile, en conclusión, no se pagan pocos impuestos y somos miembros de la clase media o los más vulnerables los más expuestos a estos, siempre.

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM

Comenta este post

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día