Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

Estadio

La hora de la verdad en un clásico de paternidad alba

La hora de la verdad en un clásico de paternidad alba La hora de la verdad en un clásico de paternidad alba

Este es un partido que no tiene margen de error para las pretensiones albas, solo un triunfo distanciará al Eterno Campeón solo dos unidades del líder, dejando el campeonato al rojo vivo. De ganar los azules, se escaparían por ocho unidades, opacando las pretensiones del Cacique de obtener el Bicampeonato

Por


Periodista, músico, documentalista, docente y community manager, realizador de la saga "Ejemplo de Valor", representante de Colo-Colo en el programa Show de Goles.

A solo días del gran “Súper Clásico”, la supremacía histórica sigue dejando en claro que este encuentro es profundamente albo, ya que estadísticamente es el clásico más desigual entre las 40 ligas más importantes del planeta (Colo-Colo supera por 29 partidos ganados a su archirrival), y por si fuera poco, hace 13 años que los azules no conocen la victoria en el Monumental (2001 fue el último triunfo del chuncho). ¿Quieren otro dato más penoso aún? El número de empates supera el número de triunfos laicos.

Este es un partido que no tiene margen de error para las pretensiones albas, solo un triunfo distanciará al Eterno Campeón solo dos unidades del líder, dejando el campeonato al rojo vivo. De ganar los azules, se escaparían por ocho unidades, opacando las pretensiones del Cacique de obtener el Bicampeonato. Es por esto que las piezas se comienzan a mover en Macul para este trascendental encuentro del fútbol chileno. Se avizora un nuevo sistema táctico: vuelve Beausejour, asoma Flores y Paredes hace un trabajo diferenciado.

Todo pareciese indicar que “Tito” Tapia optará por un 4-4-2 para reforzar la zona más potente del Cacique que es el mediocampo, asomando Maldonado como titular para conformar una potente línea con Pavez, “Chester” y más adelante Vecchio y “Pajarito” Valdés. Como novedad, en la zona izquierda regresará Jean Beausejour tras dos fechas de castigo (expulsión ante Palestino el 14 de septiembre), mientras que en delantera el acompañante de Paredes sería Felipe Flores. Más allá de los nombres que conforman la oncena titular, este esquema 4-4-2 garantiza alternativas de cambio durante el desenlace del partido, utilizar a Baeza si queremos cerrar o dar frescura a la zona de quite en el mediocampo, y Juan Delgado, por ejemplo, si queremos sumar ataque o mantener la delantera fresca y activa.

Este es un esquema que busca adormecer el juego del rival, ya que sabemos que cuando a los azules les han quitado el balón han sufrido y, a veces, más de la cuenta. Otro factor fundamental en el andamiaje del popular es la experiencia del plantel, bagaje que lo hizo obtener la estrella número 30 y ganar los clásicos anteriores de la mano de Héctor Tapia.

Al cierre de este artículo el recinto de Macul ya está completamente vendido, lo que garantiza que el Estadio Monumental será una verdadera caldera, donde la hinchada del más grande del país demostrará el peso de la historia en cada segundo que pase del encuentro, porque aunque no lo digan, trece años es una cifra no menor, y ellos saben que cuando llegan al “Campeonódromo” les pesa más aún saber que son los hijos del más grande y popular del país… Colo-Colo.

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM

Comenta este post

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día