Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

Opinión

La ideología tras Enel

La ideología tras Enel La ideología tras Enel

"Creer que demandando colectivamente a empresas como Enel se llegará a algo, es disminuir el debate, transformarlo en una anécdota que no profundiza en lo fundamental: la manera en que concebimos la sociedad, la comunidad y, sobre todo, nuestra institucionalidad".

Francisco Méndez

Por


Periodista, columnista.

Por lo general, a muchos de quienes cuestionamos la forma en que funciona “el modelo” se nos critica por nuestra postura. Se nos dice, antes que podamos explayarnos, que no hay reemplazo, que no existe realidad aparte de esta, y que cualquier otra sugerencia es idealista y hasta extremista.

Cada vez que uno pone sobre la mesa la idea de un Estado más activo, siempre hay un oficialismo mental que se niega de antemano, tildándonos de ilusos, poco realistas y comunistas, como si esto último fuera algo así como un insulto. Todo esto sucede hasta que “el modelo” falla. En esos momentos, el pecho inflado de quienes lo defienden se desinfla y estos prefieren optar por la cautela.

Este fin de semana, una vez más, vimos cómo la “verdad” ideológica falló. Por lo mismo es que muchos de quienes gritan al cielo cuando se habla de la urgencia de la intervención estatal, en esta oportunidad, callaron. No dijeron nada más allá de preguntar por Twitter cuándo volverá la energía. No hubo ninguna defensa de lo que en otros momentos dicen llevar como una bandera de lucha frente a ese marxismo imaginario que ven en cada matiz. Incluso, llegaron a culpar a La Moneda de la poca regulación sobre esas empresas que el resto del año prefieren independientes y sin presión de reguladores.

Sí, porque la tormenta del fin de semana dejó en evidencia nuevamente que lo más fuerte que tiene este sistema en el que vivimos es su relato, su discurso sobre la realidad y lo que se debe o no hacer. En materia de gestión, digámoslo, no hay nada, absolutamente nada que acredite que es mejor que una empresa privada esté al mando de los servicios básicos. Es solamente un tema ideológico que no nos hemos atrevido a discutir porque se nos impidió por años hacerlo. Ya que en Chile la hegemonía imperante triunfa gracias al silencio de quienes creemos pensar distinto.

En este país aún hay muchas ideas que poner en entredicho. Tenemos mucho que debatir de manera sensata y hasta acalorada, pero pareciera que todavía no hay ningún indicio de que esto suceda sin que nuestra izquierda se atemorice con sólo pensar levantarle la voz a los dueños de la oficialidad. Ya que, si bien ha habido avances en materia de gratuidad, todo esto ha sido tímido, pidiéndole permiso a una serie de caballeros ideologizados que se autodenominan empresarios o “emprendedores”, y que invertirán en Chile si es que el gobierno de turno hace lo que ellos quieren que se haga. No es más que eso: la economía se mueve de acuerdo a los intereses dogmáticos de quienes más poder tienen, por lo que pensar que “lo real” no es algo objetivo ni desinteresado, sino que es un método por el que los ganadores de siempre sigan ganando.

Por lo tanto, dado lo sucedido por estos días, ¿se puede seguir sosteniendo la perfección de gestión de los privados que muchas veces se nos ha enrostrado sin siquiera esperar a que contestemos? ¿Podemos seguir asintiendo ante cada pseudo economista que se pare enfrente a nosotros a darnos clases de lo que debe o no hacer el Estado si es que el trabajo de las grandes empresas solamente consiste en satisfacer sus propios intereses? Me parece que no.

Por esto es que resulta importante que situaciones como esta no sigan siendo tomadas como episodios, sino que, al contrario, puedan abrir la discusión acerca de un sinfín de temáticas en las que una sola lógica atraviesa nuestras vidas. Creer que demandando colectivamente a empresas como Enel se llegará a algo, es disminuir el debate, transformarlo en una anécdota que no profundiza en lo fundamental: la manera en que concebimos la sociedad, la comunidad y, sobre todo, nuestra institucionalidad.

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM
Ahora en Portada

Comenta este post

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día