Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

Opinión

La ilusa campaña de Pamela Jiles

La ilusa campaña de Pamela Jiles La ilusa campaña de Pamela Jiles

"Pareciera que en ciertos sectores de la izquierda aún no se entiende quién es Sebastián Piñera, ni lo que representa ideológicamente".

Francisco Méndez

Por


Columnista.

Pareciera que en ciertos sectores de la izquierda aún no se entiende quién es Sebastián Piñera, ni lo que representa ideológicamente. Al contrario, algunos intentan reducir su imagen a la de un ex Presidente bueno para la plata al que hay que meter preso, ya que todo indicaría que haciéndolo se soluciona el modelo de desarrollo hacia el futuro. Pero, lamentablemente, eso es un gran error.

Piñera es la representación de una forma de ver Chile que ha imperado por años. Es el triunfo del neoliberalismo en todos los ámbitos, en donde el mercantilismo- que algunos curiosamente aún ven como una amenaza y no como una realidad-se tomó la agenda pública y las decisiones políticas. Es cosa de escucharlo hablar, de relativizar la responsabilidad que debe tener con sus dineros al momento de gobernar, y el hastío que le provoca el solo pensar que representa un problema grande para la democracia el hecho de que un presidente tenga tanto poder en sus manos.

Por lo tanto, el conflicto con el ex Mandatario es más grave y requiere de más trabajo que una simple victoria electoral sobre su conglomerado. Se necesita, en cambio, de una izquierda que sea capaz de poner sobre la mesa lo que su figura significa y lo que, por ende, se debe combatir con un esfuerzo ideológico y democrático de dimensiones. Ya que, de esa manera, se podrán aprovechar las elecciones presidenciales para materializar ese esfuerzo.

Pero insisto, hay varios que eso lo relativizan con gestos vistosos que solamente le dan más margen al ex mandamás de La Moneda para seguir exponiendo sus ideas como si fueran lo real. Como si su perspectiva acerca del país, la que despliega muchas veces sin ningún sentido del pudor, no fuera lo que hay que discutir de la mano de un proyecto transformador y contundente. Como si al reducir su figura a la de un imputado que aprovecha los recovecos del mercado se estuviera realmente haciendo algo en materia ideológica y cultural. Y lo cierto es que no.

Digo esto porque desde hace unos días hay una campaña dando vueltas en redes sociales, liderada por una opinóloga de farándula que dice ser de izquierda, en la que se llama a votar por Manuel José Ossandón en las primarias de Chile Vamos, con tal de que el empresario no sea el abanderado derechista. Al escuchar esta propuesta de parte de la comunicadora, muchos se vieron convocados a formar parte de una gesta histórica en la que derrotarían al principal enemigo, creyendo que solucionarían así un tema que merece ser tratado con más profundidad, pero que pareciera que a varios no le interesa hacerlo.

Seamos claros: con Piñera fuera de la carrera, el gran problema político y programático de la izquierda no se solucionará por arte de magia. Quienes creemos pertenecer a ese sector no habremos ganado nada, sino que habremos retrasado, una vez más, el debate de ideas y la conformación de un proyecto que pueda consolidar nuestros postulados con tal de poner en duda la hegemonía imperante. Porque no parece sensato anular al adversario antes de que podamos enfrentarnos a él, ya que si Piñera no compite, eso no se traducirá en que sus ideas no seguirán teniendo fuerza. Al contrario, se verán camufladas con candidatos como Ossandón y Kast, los que dicen no ser lo que realmente son.

Sebastián Piñera encarna un modelo. Su carrera empresarial es el ejemplo más contundente de lo que se debiera cuestionar desde la izquierda. Por lo que sacarlo de la carrera sólo significará hacerle un favor a él y a su ideología, la que seguirá escondida como “lo real”, debido a que no la pusimos en duda con su principal exponente comandándola.

Por esto es que parece importante no hacer caso a alaridos ilusos de personajes faranduleros, como el de Pamela Jiles, que no solucionarán nada. Sería más responsable y daría pie para que comenzara realmente el debate que nos merecemos.

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM

Comenta este post

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día