Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

Educación

La importancia de los museos

La importancia de los museos La importancia de los museos

El robo de la pintura de José Pedro Godoy y la estrategia en la campaña presidencial del senador Manuel José Ossandón, demuestran lo ingrato y mal entendido de su rol. La liviandad con la que se toma este tipo de hechos es dolorosa.

Paulina Roblero Tranchino

Por


Gestora cultural y Periodista. Se ha especializado en comunicaciones y públicos, con estudios en patrimonio cultural en la Universidad Católica y formación de públicos en museos en la ciudad de Liverpool. Fundadora de VAM! Colectivo Vamos al museo

A raíz de los últimos sucesos, es vital dejar en evidencia lo siguiente: los museos son fundamentales para el desarrollo integral de las personas. Todos, en su diversidad de contenidos y modelos de gestión: públicos, privados, comunitarios o transitorios, tienen por finalidad mejorar la vida de los ciudadanos, aportando a crear sociedades más justas.

El robo de la pintura de José Pedro Godoy en el Museo Nacional de Bellas Artes y la estrategia en la campaña presidencial del senador Manuel José Ossandón, cuestionando la creación del Museo de la Memoria en Concepción en momentos de catástrofe nacional, demuestran lo ingrato y mal entendido de su rol. La liviandad con la que se toma este tipo de hechos es dolorosa.

La búsqueda de Trémula V, que comenzó a través de un llamado por redes sociales por su propio autor, y posteriormente con la difusión en diversos medios de comunicación, finalizó con su hallazgo una semana después. El hecho fue catalogado como un “crimen de ocasión”, pues no había intención de venderlo, ni había sido por encargo, según declaraciones de la Dirección de Investigaciones de Carabineros. Sobre el Museo de la Memoria, el planteamiento era comparar, a través de una infografía publicada en la cuenta de Facebook del senador, que el presupuesto de este (3 mil millones de pesos) equivalía a 140 viviendas sociales, 250 becas universitarias, 4 macro centros médicos, entre otros. Esto finalizaba interpelando con la pregunta ¿Qué necesitas tú?

Parte de la discusión en ambos casos, estuvo mal planteada: si es fácil o no robar en un museo (y si este hecho pasa a ser anecdótico dada su motivación o falta de esta), si es fácil o no prescindir de los recursos, como si la creación de estas instituciones culturales fuesen tan solo un capricho.

Los museos son custodios del patrimonio, pero no cárceles, son espacios que deben estar abiertos al cuestionamiento, al debate y al pensamiento crítico de todos, no solo de las elites (intelectuales, políticas y económicas). Por eso su rol también es ser inclusivos. Si el común de las personas aún no entiende el valor de los museos, tanto material como simbólico, obviando la responsabilidad y necesidad mutua que hay entre ambos, entonces hay que asumir la tarea y hacerse cargo de la falta de compromiso efectivo y afectivo que existe hacia ellos. Se debe trabajar a fondo en acercar y re-educar a las personas en el cuidado y preservación del legado que contienen, entendiéndolo como una responsabilidad conjunta.

Recientes ejemplos internacionales (en Estados Unidos e Inglaterra), demuestran lo que está pasando en el exterior desde hace algunos años: la misión de estas instituciones pasó del rescate, restauración y conservación de las piezas, a poner en el centro a las personas y como éstas se vinculan con la colección. El Museo Metropolitano de Nueva York (MET) liberó bajo la licencia de Creative Commons Zero (CCO) 375mil imágenes digitalizadas de su colección para descarga gratuita y así ser utilizadas y modificadas al antojo de las personas sin restricciones. El Museo de Arte Moderno (MoMA) protestó contra el veto migratorio de Trump con una exposición de siete obras de artistas provenientes de los países afectados por esta prohibición. Donde la gente podía ver regularmente cuadros de Matisse o Picasso, escrito en una de las paredes de la sala se leía “Esta es una de las varias obras de arte de la colección del museo, instaladas en la galería del quinto piso para afirmar los ideales de bienvenida y libertad, tan vitales para este Museo como lo son para los Estados Unidos”.

El British Museum, por su parte, acaba de anunciar una nueva exposición titulada El sueño americano: del pop al presente, el lanzamiento de esta nueva muestra que se podrá ver a partir del 9 de marzo, viene acompañada del lema “arte radical, para tiempos radicales”. La exposición abarcará 60 años de historia y presentará por primera vez la colección de grabados norteamericanos modernos y contemporáneos, apelando a la época más “dinámica y turbulenta” de su historia con obras de Andy Warhol, Jasper Johns y Robert Rauschenberg, entre otros. Hoy, la contingencia es el escenario e impulso creativo para la acción y reacción de estas instituciones.

El nuevo foco de los museos está en escuchar, saber lo que pasa afuera de sus paredes y querer ser parte de la discusión participando y provocando temas de conversación a través de sus colecciones y exhibiciones.

A nivel local, ¿de qué forma nuestros museos pueden ser parte del diálogo nacional? ¿Cómo pueden estar presentes en el cotidiano de la gente y no sólo ser un breve tema de conversación en casos puntuales, por no decir, polémicos?

En Chile aún está pendiente una Política Nacional de Museos y con esto la articulación de una red de trabajo colaborativa que aúne fuerzas y criterios entre estas instituciones. Cada uno vive realidades muy distintas, restringidos a lo que permitan sus presupuestos, estableciendo sus propios lineamientos y desafíos. Pero todos pueden encontrar formas de elevar al máximo su impacto social. Es por eso que sigue siendo un tema pendiente cómo estos pueden trabajar en conjunto para lograr cautivar y capturar el interés, afecto y apoyo de las personas.

La participación activa de la ciudadanía ayuda a las instituciones a ser mejores y a desarrollar su rol político como agentes de cambio social, pero si los esfuerzos aún están centrados en evitar que sean vulnerados, ya que cualquier tipo de daño que estos sufran (desde los robos a la mala publicidad) nos perjudica a todos, entonces ese compromiso será cada vez más difícil de conciliar.

Es hora de que todos entendamos su vital importancia.

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM
Ahora en Portada

Comenta este post

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día