Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

País

La nueva política

La nueva política La nueva política

Y es que nuestra aparición con los movimientos también liberales Fuerza Pública y Red Liberal, asociados más bien a pensamientos de izquierda, da cuenta que es posible construir una nueva fuerza política de centro liberal que aglutine a todos quienes – por sobre nuestras diferencias- enarbolamos la bandera de la libertad.

Por


Soy Amplitud, porque creo en la libertad de las personas y no le tengo miedo a los cambios que Chile está planteando. No nos importa de dónde vienen las personas, sino más bien para dónde quieren ir.

El jueves recién pasado el tablero político cambió para siempre, y la estructura rígida a la que teníamos acostumbrados a nuestros electores, quienes vivían parapetados en la lógica del Sí y del No; de derecha e izquierda, se derrumbó como un castillo de naipes.

Y es que nuestra aparición con los movimientos también liberales Fuerza Pública y Red Liberal, asociados más bien a pensamientos de izquierda, da cuenta que es posible construir una nueva fuerza política de centro liberal que aglutine a todos quienes – por sobre nuestras diferencias- enarbolamos la bandera de la libertad.

Ese día, con la entrega de una propuesta elaborada en conjunto sobre la reforma a los partidos políticos y la regulación de las campañas electorales, quisimos enviar una señal contundente al mundo político y a la ciudadanía que estamos dispuestos a trabajar en equipo para abrir un debate amplio y necesario que- en este caso- contribuya a transparentar un sistema político desprestigiado.

Creemos que es relevante que estas iniciativas nazcan al alero de movimientos que están ganando terreno porque han recogido las inquietudes ciudadanas y están sintonizando con los temas que realmente le interesan a la opinión pública, como la discusión sobre el aborto terapéutico; la despenalización del auto cultivo de la marihuana y la reforma al sistema electoral.

Amplitud, por ejemplo, está presente en los temas con una mirada inclusiva, moderna, liberal y social; en contraposición a lo que está ocurriendo con los partidos que se entramparon en la antigua política.  Éstos no se atrevieron a recoger el guante en temas sensibles; se enredaron en sus disputas internas y  como resultado recibieron el portazo en la cara de una ciudadanía más consciente de sus derechos.

Como muestra un botón. Según la última encuesta Adimark, las coaliciones políticas alcanzaron sus peores niveles de evaluación. La Alianza sólo logró el 22% de aprobación y un altísimo 66% de desaprobación. Por su parte, la Nueva Mayoría obtuvo el 33% de aprobación y un 55% de desaprobación.

Esto demuestra que la sociedad se está transformando, y que los partidos políticos no han estado a la altura de esos cambios. Eso confirma – una vez más- que la política del blanco y negro, no es acorde a los tiempos que corren.

Por eso es tan relevante la unión entre Amplitud, Fuerza Pública y Red Liberal, porque por primera vez en muchos años, la política chilena está teniendo nuevos aires, y se ve una esperanza en que confluyan en el centro liberal aquellos que no se han sentido identificados por el antiguo esquema de derecha e izquierda; de Alianza y Nueva Mayoría.

Hay esperanza en que este remezón del escenario político permita reordenar fuerzas, ampliar el centro, y alterar el trabajo de los partidos que se han dejado llevar por la inercia de las campañas presidenciales y han abandonado a la ciudadanía. Mejor dicho; la ciudadanía optó por abandonarlos.

Estamos convencidos que poco a poco podremos recuperar la credibilidad y la confianza de las personas hacia los partidos y la política en general. Nuestra propuesta conjunta con los movimientos liberales va en esa dirección.

La finalidad es trabajar por un país con partidos fuertes y organizados, que garantice una democracia robusta y respetuosa de los derechos ciudadanos. Creemos, también, que una buena regulación de la relación entre el dinero y la política permita que ésta sirva –efectivamente- al interés general en vez de ser capturada por intereses individuales.

En Amplitud queremos seguir trabajando para mejorar la calidad de vida de los chilenos  sin las odiosidades o conflictos del pasado. Estamos convencidos que este ha sido un gran avance para hacer entender al resto de la clase política que se puede construir un mejor futuro sobre la base de las diferencias, la confianza y  las ideas. Somos la nueva política, Somos Amplitud.

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM
Ahora en Portada

Comenta este post

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día