Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

Opinión

La reveladora estupidez de Loreto Letelier

La reveladora estupidez de Loreto Letelier La reveladora estupidez de Loreto Letelier

"Por esto es que las Letelier son más útiles que aquellos Kast que fingen ser liberales, o incluso los que se enorgullecen de su conservadurismo sin reconocer que no les importan las atrocidades que siguen aplaudiendo silenciosamente".

Francisco Méndez

Por


Periodista, columnista.

Loreto Letelier, la polémica candidata a diputada de la UDI, ha vuelto a estar en la palestra debido a su revelación de lo que pasaba en algunas fiestas de su partido en las que participaba cuando era menor de edad. A muchos les llamó la atención que contara con toda naturalidad que, a los 15 años, asistía a estas celebraciones partidarias con parlamentarios ya mayores que bailaban, con corbatas en la cabeza, al son de ritmos que no eran propios de su imagen pública.

Luego de que hace unas semanas se hiciera conocida por negar los verdaderos motivos del Caso Quemados, Letelier volvió a poner sobre la mesa la verdad del gremialismo, causándole una gran jaqueca a esa derecha que intenta decirnos que no es lo que todos sabemos que es. Ya que sin experiencia política ha permitido abrir una gran ventana que se mantenía cerrada para quienes sabíamos teóricamente lo que sucedía tras ella.

Si bien creo que en la transparencia no existe tanto valor como el que se le asigna últimamente, resulta divertido cuando somos testigos-debido a la torpeza de una política primeriza que no entiende la importancia de lo que está diciendo-de la salida a la luz de estos festejos. Sobre todo cuando se cuentan, como lo hace Loreto en un video que anda circulando en redes sociales, con un desparpajo que derrumba todos los secretismos de un partido como la UDI que siempre pretende resguardar su intimidad con tanta rigurosidad.

Por esto, más allá de burlarnos de ella, a la candidata a la Cámara deberíamos agradecerle su estupidez en días en que Chile Vamos intenta volver a La Moneda levantando una imagen que no es tal. Deberíamos también aplaudir la decisión del partido de Jaime Guzmán de delatarse gratuitamente sin haberlo sospechado.

Porque si bien ya habían informaciones sobre el comportamiento interno de la colectividad- gracias a las revelaciones de una ex asesora comunicacional que se paseó por varios canales contando “su verdad”-, el hecho de que Letelier lo haga, sin tomarle el peso a sus palabras, convierte esto en algo más sabroso que nos demuestra, mejor que cualquier reportaje, la psicología interna del principal apoyo político que tiene Sebastián Piñera en estas elecciones.

Sin quererlo, Loreto no sólo nos ha contado de las desenfrenadas fiestas en las que la UDI desataba todas sus pasiones reprimidas, sino que también nos hizo ver que en los pasillos de esa casona en la calle Suecia aún se relativiza la gravedad de las acciones llevadas a cabo por la dictadura, culpando a las víctimas de lo que sufrieron durante los diecisiete años de horror que reinó en Chile. Es decir, no hay intenciones reales de que existan nuevas visiones en la derecha.

O más bien, no hay aún una toma de conciencia de los horrores de los que fueron parte. Al contrario, el recuerdo no les molesta y, en cambio, siguen bailando y disfrutando de la vida sin que haya peso alguno sobre esta.

Por esto es que las Letelier son más útiles que aquellos Kast que fingen ser liberales, o incluso los que se enorgullecen de su conservadurismo sin reconocer que no les importan las atrocidades que siguen aplaudiendo silenciosamente. La nula comprensión de los protocolos de parte de esta mujer- los que que se requieren para emprender una carrera política- es la evidencia misma de que hay un sector en el que aún predomina una manera de ver las cosas.

Pero más importante: este sector está muy cómodo con lo que piensa y no dice. Porque esa actitud es la que los ha llevado por años a triunfar sobre una izquierda que se dedicó por mucho tiempo a refregarse en un supuesto fracaso que no fue completamente culpa de ella, sino más bien producto de la indolencia y macabra violencia de una derecha que todavía no siente ni un asomo de remordimiento real.

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM

Comenta este post

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día