Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

Opinión

Las Niñas en las TIC: el poder de la diversidad

Las Niñas en las TIC: el poder de la diversidad Las Niñas en las TIC: el poder de la diversidad

Hoy en muchas de las universidades y centros de formación técnica de Chile, por cada 100 estudiantes de Primer año en carreras tecnológicas, hay en promedio 10 o menos mujeres por cada 90 hombres estudiando e ingresan en porcentajes que en promedio están bajo el 10% del total de matriculados. A esto no ayuda que la formación escolar tenga más recursos y espacios para potenciar innovación y motivación en las salas de clases.

Por


Académica, Universidad de Chile. Miembro Directorio Fundación Girls in Tech Chile.

La celebración del Días de las Niñas y las Jóvenes en las Tecnologías de Información y Comunicación (TIC), aquellas que tienen que ver con Internet, los dispositivos móviles, pero también con otras, es un llamado de Naciones Unidas, a través de la Unión Internacional de las Telecomunicaciones (UIT), a pensar, debatir y proponer formas creativas y dinámicas sobre el sentido de uso y el valor que tienen estas tecnologías digitales, y cualquier otra, en la vida cotidiana, más allá de ser usuarias y consumidoras de éstas.

El rol y la participación de las mujeres en el desarrollo científico y tecnológico se ha vuelto un tema de debate – aunque lejos de ser un tema de conversación pública. Estudios y datos han mostrado que estos son los campos y áreas de trabajo en las que menos mujeres hay participando en casi todo el mundo, y que a la vez son las áreas productivas donde hay cada vez más oportunidades – faltan profesionales y especialistas- y mejores remuneraciones y proyecciones laborales.

Cada vez más vemos aparecer estudios y estadísticas que muestran las complejas diferencias de género que dan cuenta de que a las niñas les va durante su enseñanza básica y media más mal en materias como matemáticas y ciencias, en relación a los chicos, pero también con estudios como el reciente Informe GET (Género, Educación y Trabajo) desarrollado por Comunidad Mujer que indica que las brechas de género aumentan en la adolescencia, donde son las condicionante sociales como de su contexto (tanto en la familia como en la escuela y en sus comunidades de referencia).

Si bien una parte se relaciona con abrir oportunidades laborales, se trata también de debatir y soñar en las posibilidades de implica dar a chicas y adolescentes la posibilidad de participar activamente en una de los sectores más dinámicos, no sólo económicamente sino que también cultural y socialmente. Lo que se gana tiene que ver con creatividad, diversidad, inclusión y la oportunidad de apostar por dar a la sentido mucho más social y menos relacionado con un mundo de ciencia ficción frío y cibernético.

Aprender a programar para crear aplicaciones y contenidos en Internet y la web, crear y diseñar robots, aprender el código tiene que ver con dar las oportunidades y herramientas para pensar, diseñar y crear soluciones que con tecnología aporten a solucionar problemas o desafíos que tenemos como sociedades y comunidades:
desde aplicaciones móviles que ayuden a resolver nuevas necesidades que hay en las salas de clases, como por ejemplo lo que hace el equipo liderado por Komal Dadlani de Lab4you.com transformando al teléfono celular en un recurso para profesoras y profesores de ciencia que no cuentan con laboratorio de ciencias.También existen otros ejemplos en nuevas tecnologías en robótica o nanotecnología que serán clave en nuevas soluciones de salud y calidad de vida. Incluso, las tradicionales carreras humanistas y sociales, alejadas y separadas del pensamiento científico- tecnológico, necesitan y están cada vez más definidas por el uso, la apropiación y el manejo de tecnologías digitales para la creación y desarrollo del trabajo diario.

Hoy en muchas de las universidades y centros de formación técnica de Chile, por cada 100 estudiantes de Primer año en carreras tecnológicas, hay en promedio 10 o menos mujeres por cada 90 hombres estudiando e ingresan en porcentajes que en promedio están bajo el 10% del total de matriculados. A esto no ayuda que la formación escolar tenga más recursos y espacios para potenciar innovación y motivación en las salas de clases.
Por ello, cada vez suman las organizaciones y agrupaciones que están proponiendo desde otros espacios talleres, actividades y proyectos que buscan potenciar en niñas y niños otras formas de acercarse creativa y lúdicamente a la tecnología y ciencia. Estas iniciativas son una invitación a crear nuevas alianzas y oportunidades de trabajo conjunto con la educación formal.

Esto es lo que hemos querido potenciar desde la Fundación Girls in Tech Chile junto a la Corporación C100 , que busca fomentar la enseñanza de la computación en el sistema escolar chileno, a la Corporación de Innovacien, que fomenta la creatividad, innovación y emprendimiento en el sistema escolar, el equipo de Corazón de Chileno, equipo de robótica donde participan estudiantes de colegios de todo Chile junto a profesores y estudiantes universitarios, el apoyo de ONU Mujeres Chile y el sector privado al celebrar por segundo año este día junto a niñas y jóvenes de distintos establecimientos secundarios.

Al celebrar y marcar el día de las Niñas en las Tecnologías (#DiaChicasTIC) queremos invitarlas a ser parte de la generación que cambie esa realidad para que el día de mañana tengamos mujeres usando, creando tecnología, desarrollando soluciones, propuestas y proyectos que son una oportunidad para darles voz y participación en el desarrollo social, educativo, cultural y económico que queremos para Chile.

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM

Comenta este post

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día