Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

Opinión

Lasarte, la Copa Chile y el adiós

Lasarte, la Copa Chile y el adiós Lasarte, la Copa Chile y el adiós

Todo indica que Martín Lasarte se irá del banco de la U a fin de año. Al menos, tiene la oportunidad de dejar al club encaminado a una copa internacional, lo que estaría a la altura de un técnico que ha contribuido mucho en su paso por Chile.

Por


Francisco Villalobos Restovic´ es periodista chileno, con estudios en Argentina y actualmente radicado en aquel país. Trabaja en ESPN y se desempeña como profesor asistente en la cátedra de Periodismo Deportivo de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Palermo.

La esperanza de pelear el Apertura que quedó en la parcialidad azul tras el partido de ayer, se mantiene viva meramente porque esto es fútbol. El juego desplegado por los Laicos en el sintético de La Florida provocaba alergia en los ojos. No es que se pidan jugadas con 24 toques seguidos y dos túneles entre medio, es que no hubo forma de que se construyera una pared decente. Y la defensa, como desde hace nueve meses, no estuvo a la altura de un enfrentamiento de primera.

Eso es precisamente lo que le quita piso a cualquier hincha de La Chile que sigue pensando que la estrella 18 se pueda bajar este año. Ese hincha, que en nada se parece a los bufones que cayeron desde la tribuna del Bicentenario ni al grupo de forajidos que lanzaba proyectiles al arco defendido por Nico Peric (en otra muestra palmaria del fracaso de ese invento mal llamado Estadio Seguro), sabía bien que más allá de los puntos perdidos, el ímpetu mostrado y las ganas que pone el equipo cuando está en desventaja, una derrota tan nítida como la de ayer iba a llegar tarde o temprano. Y que con ella los márgenes para gritar campeón se extinguirían.

Sin embargo, hay dos clásicos por delante que pueden ser decisivos en el desarrollo final del campeonato. Además, la Copa Chile es la instancia perfecta para que Lasarte, un entrenador que ha colaborado mucho con la humanización de la actividad (apropósito del último texto de Valdano “La deshumanización del fútbol”) en nuestra competencia, se despida en lo alto, como aquel diciembre de 2014 – parece lejano ya, ¿no? – en el que la U levantó un trofeo local por decimoséptima vez.

Y esa será su oportunidad porque, definitivamente, el 1-3 de ayer ante los Itálicos fue la mayor expresión posible de que Universidad de Chile necesita un cambio de aire.

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM
Ahora en Portada

Comenta este post

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día