Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

Mundo

Lecciones desde la cima del mundo

Lecciones desde la cima del mundo Lecciones desde la cima del mundo

Lo que pasará en Nepal es aún una incógnita, pero seguirlo con detención nos puede ayudar a comprender cómo se lleva un proceso de esas características, con sus pros y sus contras. Creo que podemos aprender mucho de tan hermoso país, y si puede darse una vuelta para verlo con sus propios ojos, tanto mejor.

Por


MSc Filosofía y Políticas Públicas, London School of Economics and Political Science, Fundador Educación 2020

En Chile nos encanta mirar que es lo que están haciendo los países de la OCDE, usamos sus informes y soñamos ser algún día como ellos. Esta vez prefiero mirar lo que está haciendo un país con un ingreso per cápita de USD 2300 – Chile tiene alrededor de USD 15 000 – y está ubicado en el lugar 145 (de 187) en el Índice de Desarrollo Humano. Hablo de Nepal, un país que tuve la fortuna de visitar hace poco y creo vale la pena compartir no sólo su belleza natural y humana, sino el proceso político que está viviendo y que en Chile nos haría bien seguir con atención.

Nepal es un país orgulloso de su historia, cultura y espiritualidad. Dos frases lo recorren junto a sus montañas y ríos, las que se pueden ver escritas en las ventanas de sus coloridos buses y acogedores restaurantes: “Buda nació en Nepal” y “La cima del mundo”.  El 80% de sus treinta millones de habitantes son hindú, 9% budista y el resto se divide en cristianos, musulmanes y  otros grupos étnicos. Los colores de los stupas (templos) le dan alegría a sus calles colapsadas por el frenético tráfico donde las bocinas toman otro significado del que estamos acostumbrados.  Con vecinos tan poderosos como India y China, e incluso el Tibet, Nepal ha sabido posicionarse en el escenario internacional, convirtiendo al turismo en su principal actividad económica y a la espiritualidad su mayor riqueza.

A pesar de tener los recursos hídricos más que suficientes, provistos por la impresionante Cordillera de Los Himalayas principalmente, los cortes de luz y la falta de agua potable son del diario vivir. Entre 10 y 18 horas de luz tienen al día. La falta de capital de inversión, público y privado, no les ha permitido aprovechar su gran potencial natural. Es más, este es uno de los puntos clave en el debate político, que lleva casi siete años, y que este 22 de enero tiene fecha límite para tomar decisiones.

El año 2008 se estableció la República Democrática Federal de Nepal y se eligió su primera Asamblea Constituyente. Su mandato era darle estabilidad y una nueva institucionalidad al país, luego que la insurrección Maoísta (1996-2006) lograra terminar con la Monarquía que los rigió por más de doscientos años.  El Partido Comunista ganó las elecciones en ese momento, con amplio respaldo ciudadano y la promesa de transformar a “Nepal en el nuevo Singapur”. Pero de eso ni luces hay. Las dificultades políticas que conlleva una Asamblea Constituyente no han sido menores, y a la fecha, todavía se está diseñando el naciente Estado-Nación.

Una 2° Asamblea Constituyente fue elegida en noviembre de 2013. Esta vez los impulsos cambiaron y la frustración del país hizo que el Partido Maoista perdiera el liderazgo. Desde entonces son cuatro las fuerzas políticas que intentan ponerse de acuerdo en lo que será el nuevo Nepal.

Si bien tienen una constitución provisoria, eso no les impide seguir avanzando en otros temas. Hace años que el matrimonio homosexual es una realidad. Es más, hace unas semanas se aprobó la incorporación de la alternativa “otro” en el pasaporte, por lo que se podrá elegir libremente entre género “femenino”,“masculino” u “otro”.  En las escuelas no se enseña religión, sino cívica, y es dentro de esta asignatura que se enseñan todas las religiones como un capítulo más. Es difícil imaginarlo cuando la espiritualidad aflora en cada esquina, pero tienen muy claro que eso es tema del hogar, y no de la escuela.

Le quedan pocos días a la Asamblea Constituyente para cumplir su plazo para promulgar la constitución. Sin embargo, no hay señales de un acuerdo  y ya nadie cree se cumplirá el plazo. Cuatro son los puntos que todavía los tienen detenidos: estructura federal;  formas de gobierno; sistema de elecciones; y estructura del sistema judicial. Las negociaciones son diarias y nadie quiere dar su brazo a torcer. Por ejemplo, en la división territorial la diferencia radica en cuantas provincias se dividirá el país, considerando la ubicación de los recursos naturales – en particular el agua – y la diversidad étnica.

En tiempos en que Chile aspira a tener un nuevo sistema político y una legítima constitución, el camino para hacerlo  no puede ser tomado a la ligera. El carácter fundante de una Asamblea Constituyente permite pensar y debatir cuales serán los principios de convivencia, pero al mismo tiempo presenta significativos riesgos que pueden poner en riesgo la validez del proceso.  Toda esta complejidad no quita que valores tan fundamentales como la igualdad de derechos y el reconocimiento de la diversidad puedan ser rápidamente incorporados en una sociedad del siglo XXI.

Lo que pasará en Nepal es aún una incógnita, pero seguirlo con detención nos puede ayudar a comprender cómo se lleva un proceso de esas características, con sus pros y sus contras. Creo que podemos aprender mucho de tan hermoso país, y si puede darse una vuelta para verlo con sus propios ojos, tanto mejor.

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM

Comenta este post

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día