Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

Opinión

Leer en tiempo presente

Leer en tiempo presente Leer en tiempo presente

En resumen, más que nuestros niños y niñas aprendan a leer (¡Que ya es muy importante!), desde ese minuto, cada cosa que no logren codificar y comprender irá deteniendo otros procesos de aprendizaje, cuestión que se repetirá a lo largo de su vida escolar y a la postre, cada semana, mes y año. Sin aprender a leer comprensivamente, ese niño y niña pierde en todas sus áreas de desarrollo.

Conjugar el verbo leer en tiempo presente no se trata solo de un ejercicio de flexión verbal, sino de un desafío urgente que nos debe convocar como país. Se trata de algo más que de categorías de conjugación, como tiempo, modo, persona o número, sino de este tiempo, de nuestras personas, de los modos para alcanzar una meta apremiante y un número que nos debe llamar a la acción: en Chile hay 48 mil niños y niñas que terminan 2° básico sin saber leer comprensivamente.

Leer se relaciona con la capacidad de imaginar, de viajar a otros lugares, mundos y culturas, de conocernos y valorarnos gracias al potencial infinito que esta actividad despierta en el lector, sin embargo, también es una herramienta esencial para desarrollar nuevas enseñanzas y es la base del aprendizaje permanente. En este sentido, los primeros años de escolaridad son particularmente importantes, ya que el éxito en la lectura está fuertemente correlacionado con el éxito escolar futuro (Allington y Cunningham, 2002; Juel, 1988, Stanovich, 1986).

Y no solo eso. Según estudios internacionales, las habilidades básicas de lectura (y matemática) en primer grado son un predictor sustantivo de la aproximación que tienen los estudiantes en 5° básico al aprendizaje (Bodovski y Youn, 2011), lo que revela la fuerte relación de las habilidades cognitivas y emocionales en el desarrollo de nuestros niños y niñas y sus efectos en el largo plazo.

En resumen, más que nuestros niños y niñas aprendan a leer (¡Que ya es muy importante!), desde ese minuto, cada cosa que no logren codificar y comprender irá deteniendo otros procesos de aprendizaje, cuestión que se repetirá a lo largo de su vida escolar y a la postre, cada semana, mes y año. Sin aprender a leer comprensivamente, ese niño y niña pierde en todas sus áreas de desarrollo.

Es urgente unirnos en el fin de reencantar a los lectores del presente y del futuro, promover espacios para que los profesores puedan seguir innovando y enseñando no solo a leer, sino transmitiendo la pasión por la lectura, invitando a los padres a participar activamente en este proceso, estimulando e idealmente, dando el ejemplo. Al final, de cada uno de nosotros depende y siempre podremos enseñar y regalar el goce de leer, comprender y encontrarnos.

Como Agencia de la Calidad nos sumamos a esta tarea para ser parte de la solución. Después de 28 años en que la conversación ha estado centrada en si hacemos más o menos pruebas Simce (y después de bajar su aplicación de 17 a 8 pruebas), optamos por la calidad, sumando una serie de herramientas pensadas exclusivamente para las escuelas y la tarea pedagógica: Evaluación Progresiva.

Progresiva es una evaluación donde los profesores podrán monitorear los avances en lectura de cada uno de sus estudiantes, pudiendo usar estrategias diferenciadas y complementarias entre los que avanzan más y los que lo hacen más lento. Es atingente, porque se aplica al inicio, a mediados y a final de año, lo que permite tomar medidas a tiempo; es contextualizado, ya que los resultados no estigmatizan, no sirven para ser comparados entre establecimientos y son útiles al trabajo y realidad de cada escuela; es información para la mejora destinada al profesor y sus alumnos, ya que entrega resultados por habilidad, enriqueciendo la pesquisa del docente; suma orientaciones, lo que permite pasar del diagnóstico a la acción y sobre todo, es voluntaria, donde cada director y comunidad escolar de cada colegio decide libremente sumarse y comprometerse en la mejora, alcanzando antes de ser lanzado una participación ya del 50% de las escuelas del país, lo que consideramos un tremendo éxito.

De todos depende que leer se conjugue en nuestro presente. La invitación es a sumarse hoy.

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM

Comenta este post

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día