Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

Mujer

Lo que está faltando: Educación sexual laica no heterocentrista

Lo que está faltando: Educación sexual laica no heterocentrista Lo que está faltando: Educación sexual laica no heterocentrista

Nada sacamos con aprobar leyes si no comenzamos por una educación de calidad. La educación sexual es un tema que no se ha instalado en Chile como corresponde, con la falsa creencia de que si no hablamos de sexualidad en los colegios, los adolescentes no tendrán actividad sexual. Falso.

Janet Noseda

Por


Psicóloga. Magister en psicología clínica. Especialista en género y diversidad sexual.

Importantes proyectos de ley se deberán discutir en Chile este año: aborto terapéutico, matrimonio igualitario, ley de identidad de género. Estos aspectos son cruciales y representan un avance real en un país que quiere ser desarrollado (país desarrollado no es aquel que tiene más dinero, si no aquel que puede alcanzar un nivel de debate que supere las ideas religiosas y pueda discutir desde la ciencia).

A pesar de que estoy de acuerdo con estos proyectos, debo recordar que hace falta un tema central, que debe incorporarse junto a estas leyes: educación sexual laica que incluya diversidad sexual.

Nada sacamos con aprobar leyes si no comenzamos por una educación de calidad. La educación sexual es un tema que no se ha instalado en Chile como corresponde, con la falsa creencia de que si no hablamos de sexualidad en los colegios, los adolescentes no tendrán actividad sexual. Falso. Los adolescentes tendrán actividad sexual igual, pero sin saber los métodos de barrera y de anticoncepción que puedan prevenir embarazos no deseados y enfermedades de transmisión sexual ¿por qué no se puede enseñar a utilizar un preservativo en los colegios? No nos hagamos los ciegos. Nuestros adolescentes inician su actividad sexual cada vez a más temprana edad. Tienen que tener también acceso a anticoncepción y conocimiento de éstas. Quienes alegan moralinas sobre menores de edad con embarazos no deseados, deben entonces hablar abiertamente con sus hijos sobre métodos anticonceptivos y uso de preservativos. No seamos doble estándar.

Creo que es necesario que la educación sexual no sea basada sólo en la anticoncepción y preservativo, sino que además debe tener temas teóricos acerca de la orientación sexual e identidad de género y estos temas no deben ser enseñados a los alumnos solamente, sino también a profesores y profesoras. Debemos enseñar que existen diversas orientaciones sexuales e identidad de género trans y que ello no es anormal. Debemos discutir en los colegios sobre adopción homo lesbo parental a la luz de los datos de la ciencia, donde sabemos que los hijos de padres y madres del mismo sexo son sanos e iguales a los demás niños. Debemos enseñar que existen distintos tipos de familia.

Debe incorporarse los métodos de barrera y anticoncepción pensando en alumnos y alumnas heterosexuales, homosexuales, lesbianas y transexuales. Los métodos de barrera para lesbianas, por ejemplo, tienen pequeñas modificaciones, pero son igualmente importantes de utilizar.

Debemos discutir en nuestros colegios sobre interrupción del embarazo: qué es lo implica un aborto y qué es lo que se espera después. El debate debe ser profundo y laico.

No debemos olvidar también que junto a la ley de aborto terapéutico, el Estado debe crear centro de acogida y acompañamiento a las mujeres que decidirán interrumpir su embarazo, como es el caso de otros países, donde se realiza consejería antes de la interrupción y después, creando grupos de apoyo y redes para la mujer.

No olvidemos que estos nuevos proyectos de ley, que crean grandes discusiones, son productos de una educación de mala calidad, donde nunca se ha tomado en serio la educación sexual laica no heterocentrista. Diferente sería el asunto si en los colegios nos hubiesen enseñado que existen tres orientaciones sexuales y no sólo una; que existen identidades de género diferentes… y que merecen nuestro respeto, en discusiones que incluyan a alumnos, apoderados y profesores.

Mi sugerencia de educación sexual laica no heterocentrista es:

  • Enseñar que existen tres orientaciones sexuales y son normales e identidades de género diferentes. Discutir las consecuencias de la discriminación en conjunto con alumnos, apoderados y profesorado.
  • Enseñar uso de condón con ejercicios prácticos, enseñando también uso de condón a lesbianas.
  • Enseñar las enfermedades de transmisión sexual para heterosexuales, homosexuales y lesbianas: diferencias entre virus y bacterias y cómo prevenirlas con el uso correcto del condón. Prácticas de mayor riesgo.
  • VIH: mitos y realidades.
  • Género: creencias, mitos y consecuencias de los prejuicios. Transexualidad.
  • Embarazo no deseado: opciones, prevención y redes de apoyo.
  • Grupos de discusión y apoyo

En universidades, especialmente carrera de Psicología y Medicina:

  • Desarrollo de la identidad sexual
  • Orientación sexual e identidad de género: hitos en diferentes etapas del ser humano
  • Diversidad sexual: sigla LGBTI, características, necesidades y problemáticas.
  • Teoría feminista, post feminista y teoría queer.
  • Temas de discusión.

Sé que estas ideas son básicas y necesitan obviamente de una mayor densidad, más creo que lo importante es resaltar la importancia de que dentro de la reforma educacional, se incluya la educación sexual laica no heterocentrista, puesto que las leyes sin educación, son leyes vacías.

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM
Ahora en Portada

Comenta este post

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día