Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

País

Los 120 millones de la campaña para la Educación Pública

Los 120 millones de la campaña para la Educación Pública Los 120 millones de la campaña para la Educación Pública

"Concentrarse en el costo del video es miope y/o antojadizo. No nos engañemos, si hubiese costado la mitad también se habría hecho un escandalillo".

Por


Directora de Comunicaciones de Educación 2020. Comunicadora Social. Estudios de Magíster en Marketing y Gestión de Negocios. Diplomado Marketing y Finanzas, Universidad de Palermo, Buenos Aires, Argentina. Diplomado Las Claves de la Globalización, ESDDI, Barcelona, España. Fue productora de televisión en Chilevisión, Product Manager de Revistas de Grupo Copesa y asesora en Comunicación Estratégica en Imaginacción Consultores.

El domingo por la noche el Ejecutivo lanzó la primera campaña para posicionar la Educación Pública, una pieza audiovisual que intenta darle épica a un sector maltratado por políticas públicas que lo han obligado a competir en condiciones desfavorables, asumiendo responsabilidades sin tener el financiamiento ni las herramientas de gestión necesarias para enfrentarlas. Un sector desvalorizado por apoderados que legítimamente han optado por otra educación para sus hijos, la particular pagada o la particular subvencionada.

Sorprende la sorpresa del costo del video, sobre todo de aquellos que trabajamos en medios y conocemos el mercado de la publicidad, un mercado que mueve miles de millones de dólares al año para vender toda suerte de objetos y servicios. Mercado desproporcionado sí, probablemente. Como dijo Bielsa cuando le preguntaron por su gran renta, “es injusta, porque injustas son las diferencias en este país”.

¿Creatividad sobre valorada? Sí, también. Agencias y clientes que en cualquier circunstancia juegan un juego glamoroso y que esta vez no fue la excepción. Buena o mala elección de proveedores, no es lo relevante.

Concentrarse en el costo del video es miope y/o antojadizo. No nos engañemos, si hubiese costado la mitad también se habría hecho un escandalillo. Por lo demás, hemos visto una campaña anti reforma que ha tenido todos los medios a su disposición (monumentales en calles y carreteras, campaña digital, avisos en radio, prensa, etc.) sin que nadie sepa siquiera el costo y de dónde proviene el dinero que la financia.

¿Qué hace el audiovisual? (me niego a llamarle spot). Nos dice que la Educación Pública es posible, que podemos construir una Educación Pública de calidad, que en Chile no sobra nadie. Habla de valores, de creer que vamos a mejorarla y muestra no uno si no varios colegios públicos que actualmente no sólo están normalizados, si no que tienen políticas de bienestar docente, de inclusión, de formación ciudadana. La Educación Pública responde y actúa en función de la pregunta. Qué ciudadanos queremos para Chile

Es cierto, la educación no es un bien de consumo pero la Pública sí merece estar en prime time y más que el retail.

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM

Comenta este post

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día