Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

Opinión

Los beneficios políticos de una alta inflación

Los beneficios políticos de una alta inflación Los beneficios políticos de una alta inflación

Comenzamos enero sintiendo la inflación, la perdida de nuestro poder adquisitivo y el Organismo a cargo de frenarla decidió subvencionar los beneficios políticos y financieros que se obtienen de una lata inflación, que pagamos nosotros, todos nosotros.

El IPC de enero estará por sobre las expectativas de mercado, en base a los efectos del alza del dólar, que incluye un aumento de las gasolinas y los precios para turistas que se han visto favorecidos con el cambio. Me molesta la inacción del Banco Central, los beneficios políticos que se obtienen y las utilidades extras que recibirá la Banca.

La inflación es la perdida de nuestro poder adquisitivo y el responsable de frenarla es el Banco Central, quien decidió, en su ultima reunión de política monetaria, mantener las tasas de interés; El deterioro del mercado inmobiliario y las restricciones de la banca para otorgar créditos hipotecarios me parecen razones que justifican mantener los tipos de interés, pero, quizás frenar la economía sea la única forma de exigir seriedad en el gasto fiscal y el abuso de la inflación con fines políticos.

La inflación ayuda al mundo político, específicamente al gobierno, a través de la medición del crecimiento económico que se realiza comparando el PIB de un año con otro; El PIB es el crecimiento sin ajustes de inflación, esto permite mostrar cifras muchas mejores de lo que son. Conjuntamente la celebración del salario mínimo en $250.000 desestimó el alto avance de la inflación, fijando una meta corregida por inflación hacia un salario mínimo de $320.000, para equipar el poder adquisitivo que se quería lograr al fijar el salario ético en el monto logrado por el mínimo.

Descontando inflación, el menor avance que ha logrado el salario mínimo ha sido en el Gobierno anterior de la Presidente Bachelet; y este período no será la excepción. El mayor avance del salario mínimo se dio en el Gobierno del Presidente Frei.

La banca se favorece por los créditos vinculados a la Unidad de Fomento “UF” que es un moneda ficticia que cambia diariamente según el IPC, es decir, según la inflación, entonces, los créditos en UF, entre ellos todos los hipotecarios, son reajustados por inflación más la tasa pactada; el famoso: “UF +”; que a mi parecer debería prohibirse.

Comenzamos enero sintiendo la inflación, la perdida de nuestro poder adquisitivo y el Organismo a cargo de frenarla decidió subvencionar los beneficios políticos y financieros que se obtienen de una lata inflación, que pagamos nosotros, todos nosotros.

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM
Ahora en Portada

Comenta este post

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día