Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

País

Los delincuentes en las calles y los ciudadanos comunes en las comisarías. Qué paradoja

Los delincuentes en las calles y los ciudadanos comunes en las comisarías. Qué paradoja Los delincuentes en las calles y los ciudadanos comunes en las comisarías. Qué paradoja

Me llama profundamente la atención el mal diagnóstico y la gestión del gobierno. Al igual que tras el estallido en el metro de Santiago de un artefacto explosivo, la primera medida fue retirar todos los basureros de la estación y ahora la solución es instalar los cajeros en las comisarías, medidas a lo menos extrañas.

En el último mes, cuántas veces ha ido a sacar plata de un cajero automático y lo ha logrado. Por estos días los cajeros automáticos no tienen efectivo porque sencillamente los bancos se aburrieron de cargarlos o los sacaron de circulación. Los problemas de seguridad y constantes robos hicieron que los bancos tomaran una drástica decisión, retirar 1200 cajeros durante este año provocando molestia en los usuarios.

Desde este fin de semana en cuatro comunas de Santiago ya funcionan cajeros del Banco Estado al interior de recintos policiales: Renca, Recoleta, Lo Espejo y San Miguel.

Esta medida fue tomada por el ministerio del Interior para solucionar la falta de efectivo en los cajeros y se estima que en el corto plazo habrá 60 dispositivos en diferentes comisarías de Santiago.

Para que sólo se hagan una idea en Conchalí por ejemplo, el Banco de Chile tenía a octubre del año pasado, 11 dispensadores, y hoy se reducen a 5.  Mientras que en Providencia el mismo banco tenía 109 cajeros a la misma fecha del año anterior y hoy sólo tienen 88.

Me llama profundamente la atención el mal diagnóstico y la gestión del gobierno. Al igual que tras el estallido en el metro de Santiago de un artefacto explosivo, la primera medida fue retirar todos los basureros de la estación y ahora la solución es instalar los cajeros en las comisarías, medidas a lo menos extrañas.

Ellos se están centrando en las consecuencias de un problema, el robo de los cajeros, y no el problema de raíz: la seguridad pública. Por ende, debieran enfocar todos los esfuerzos en trabajar coordinadamente con carabineros, pero no para que ellos custodien los dispositivos al interior de sus cuarteles, sino para frenar los constantes robos en la vía pública, donde los ciudadanos transitan día a día.

La última CEP arrojó que la ciudadanía consideraba que el segundo problema más importante que se debía solucionar, luego de la educación, era la delincuencia con un 50%. La sensación que tiene la ciudadanía de impunidad frente a los delitos provoca precisamente que exista más delincuencia. Que las penas sean más duras y efectivas son sólo algunas de las medidas que se debieran tomar para frenar este problema. La delincuencia se ha convertido en una urgencia social prioritaria y el gobierno debe cambiar el rumbo, para transmitir seguridad.

Quien asegura que los delincuentes no esperen a la salida de la comisaría a aquellas personas que fueron a sacar dinero  y unos metros más allá sean asaltados. Y que incluso los recorridos de los usuarios sean estudiados con anterioridad, para abordarlos en los momentos de mayor vulnerabilidad. El desafío que tiene el gobierno hoy es enfocarse en la seguridad pública para que de ese modo los ciudadanos podamos transitar en un ambiente de seguridad y paz social y no en uno de incertidumbre e impunidad.

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM
Ahora en Portada

Comenta este post

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día