Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

Opinión

Los humedales no pueden esperar

Los humedales no pueden esperar Los humedales no pueden esperar

Biodiversidad, agua, medios de vida y bienestar humano, dependen de los humedales. Sus funciones y servicios ecosistémicos son de incalculable valor, como por ejemplo frente al cambio climático. Sin embargo, se estima que desde el 1900 a la fecha han desaparecido más del 64 % de estos ecosistemas.

Hoy es el Día Mundial de los Humedales. Miles de personas en el mundo aprovechan este día para realizar actos y actividades encaminadas a aumentar la conciencia pública en general, acerca de los valores de los humedales y los beneficios que reportan. También es una oportunidad para que los ciudadanos y ciudadanas reflexionemos sobre nuestro rol en su conservación.

Biodiversidad, agua, medios de vida y bienestar humano, dependen de los humedales. Sus funciones y servicios ecosistémicos son de incalculable valor, como por ejemplo frente al cambio climático. Sin embargo, se estima que desde el 1900 a la fecha han desaparecido más del 64 % de estos ecosistemas. Un dato crítico además es que los humedales continentales y marinos guardan hoy el 40% del carbono generado en todo el planeta.

El objetivo de conseguir la conservación efectiva de los humedales no puede seguir siendo contradictorio con el desarrollo de Chile. La pérdida de humedales puede llevar a efectos no deseados para el bienestar humano y tener un impacto económico negativo en el desarrollo del país, por ejemplo, exacerbando problemas de seguridad del agua y pérdida de hábitat para especies en peligro de extinción.

Para conservar humedales se requiere una decisión política hoy. Mañana será muy tarde. Un sentido de urgencia en las decisiones y la acción de la gestión pública.

Es necesaria la definición de humedales prioritarios y aumentar el porcentaje de sitios bajo protección oficial. Chile necesita una lista de humedales intocables, es decir, aquellos que se van a conservar a perpetuidad.

Se requiere además generar sistemas y mecanismos de gobernanza a escala local e interescalas, con los actores clave y usuarios participando y acuerdos sobre uso racional, manejo y conservación. Otra prioridad es construir indicadores de alerta temprana que permitan actuar de manera preventiva y oportuna en situaciones de amenaza y de esta manera frenar el escenario de deterioro y pérdida al que asistimos. Se necesita además una evaluación más rigurosa en el Sistema de Evaluación Ambiental. Otro aspecto clave es fortalecer la gestión de los municipios, de modo de poder avanzar en construir primeras capas de gobernanza local para conservar humedales. Es por todo esto que Chile requiere además, una Ley de humedales.

Conservar humedales implica hoy día una nueva ética por mantener los procesos vitales de la naturaleza y por ende del planeta. Especies y seres humanos somos el planeta. Esto involucra además valorar el carácter de bien público de los humedales.

En este nuevo Día Mundial de los Humedales y no solo en Chile, una de nuestras responsabilidades como ciudadanos/as es demandarle al Estado y al mundo político que se tomen decisiones urgentes para su conservación. Los humedales no pueden esperar.

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM
Ahora en Portada

Comenta este post

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día