Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

Opinión

Haití: problemas de accesibilidad y disponibilidad de agua potable

Haití: problemas de accesibilidad y disponibilidad de agua potable Haití: problemas de accesibilidad y disponibilidad de agua potable

La paradoja, es que el país es conocido por su potencial y riqueza de agua dulce, mientras se somete a una situación de escasez de agua en algunas localidades.

Por


Jefe de Proyecto WASH de América Solidaria Haití.

Mientras que los actores locales e internacionales involucrados en las temáticas de agua potable y saneamiento celebran o conmemoran este 22 de marzo su día internacional, la gente de las zonas urbanas y rurales de Haití se queja a diario de sus dificultades para tener acceso al agua potable.

Ante esta situación, América Solidaria Haití, que implementa un proyecto de saneamiento de agua potable en la localidad de Boutin, en las afueras de Puerto Príncipe, estima importante que en esta fecha se aborde la problemática de accesibilidad y proximidad del agua potable como un nuevo desafío para la sociedad civil y las autoridades públicas con miras a una sociedad más justa y solidaria.

De hecho, el acceso a una cantidad de agua potable suficiente depende, de una parte, del derecho internacional público, en particular, de los derechos económicos, sociales y culturales. Por otro lado, el ser humano debe ser consciente de las repercusiones de sus acciones sobre un territorio, de manera de garantizar la sostenibilidad de este recurso que se está volviendo más y más escaso en nuestras sociedades.

Lavado de manos en Boutin

Actualmente, y de acuerdo a las informaciones de la Dirección Nacional de Agua Potable y Saneamiento, más del 50% de la población de Haití no tiene acceso a agua potable o consume un agua de dudosa calidad y/o proveniente de fuentes insalubres. A esto se suma que, en la mayoría de los casos, las personas se ven obligadas a recorrer kilómetros en busca de un agua que, a menudo, no es potable. Este es el caso de la comunidad de Boutin, donde sus habitantes caminan 4 horas para buscar un agua que, según sus análisis físico-químicos, contiene grupos de bacterias y residuos fecales. Mientras, la Organización Mundial de la Salud (OMS) define la accesibilidad y disponibilidad de agua potable como de 25 litros diarios por persona, de buena calidad, y a una distancia de la fuente de menos de 60 metros para un camino ascendente, o 100 metros en un trayecto horizontal.

La paradoja, es que el país es conocido por su potencial y riqueza de agua dulce, mientras se somete a una situación de escasez de agua en algunas localidades. Aunque esta problemática interpela a casi todo el continente americano, las causas y soluciones varían de un país a otro, y esto se debe, en parte, a la brecha de desarrollo socioeconómico existente entre los diferentes países y, en otro sentido, por falta de infraestructura que podría permitir que la gente tenga acceso al agua potable en cantidad y calidad suficiente.

En Haití, varios factores explican este problema. Más allá de la mala gestión del territorio, tales como la ausencia o la no aplicación de las herramientas de planificación (como un Plan de Desarrollo Local), las aguas residuales, la sobreexplotación de las aguas subterráneas por falta de regulaciones, y la falta de infraestructura de agua, se encuentran entre las causas fundamentales que requieren una intervención estructural.

Pozo de agua comunitario en Haití

Aunque directamente esto es responsabilidad del Estado, la mayor parte de la planificación y construcción de sistemas de agua son realizados por organizaciones internacionales (el 61% de las operaciones de agua potable y saneamiento pertenecen a estas instituciones). Esto demuestra, de alguna manera, la incapacidad o falta de voluntad de los gobiernos locales y nacionales para resolver definitivamente el problema.

En conclusión, terminamos esta reflexión con algunas razones por las que es urgente una acción para mejorar el sistema de abastecimiento de agua potable y saneamiento en Haití:

1) Más de la mitad de la población que vive hoy en las zonas rurales no tiene acceso al agua potable;

2) Sólo el 24% de la población tiene acceso a servicios sanitarios;

3) El país está experimentando un aumento significativo de las enfermedades transmitidas por el agua, incluido el cólera, el que registró 322 muertes y 36.045 casos en el año 2015.

4) Las mejoras en la situación sanitaria dependen también del comportamiento adoptado por los individuos.

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM

Comenta este post

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día