Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

Opinión

Nanotecnología como área prioritaria de desarrollo tecnológico en Chile

Nanotecnología como área prioritaria de desarrollo tecnológico en Chile Nanotecnología como área prioritaria de desarrollo tecnológico en Chile

Hoy Chile se encuentra en el analfabetismo tecnológico comparativamente hablando, y sino se toma la decisión de realizar un mayor esfuerzo para aumentar los recursos en investigación, simplemente nos quedaremos atrás, muy atrás.

Por


Doctor en Física. Director del Laboratorio de Nanotecnología. Universidad Diego Portales.

Esta semana se está llevando a cabo el Congreso del Futuro organizado por el Congreso Nacional y la Academia Chilena de Ciencias, donde connotados científicos nacionales y extranjeros, políticos, y humanistas se reúnen para exponer y debatir sobre los últimos avances científicos y tecnológicos y su impacto en la sociedad del futuro.

En este evento ha mostrado que los avances científicos, aplicaciones tecnológicas, e innovaciones tienen actualmente una velocidad de avance y número sin precedente en la historia, comparable solamente con la época industrial, pero de una velocidad, impacto, y diversidad totalmente distintas.

¿Qué es lo que ha producido esta gran producción científica de las últimas décadas? Sin duda uno de los hitos responsables de este hecho ha sido el descubrimiento de las leyes físicas que controlan la materia en la escala atómica (sub-nanométrica) y la escala nanométrica (1 millonésima parte de 1 milímetro corresponde a 1 nanómetro). A partir de la comprensión del comportamiento de la materia en la escala nanométrica se posibilitó la manipulación de la materia en esta escala, derivando en una productiva y impactante disciplina científica y tecnológica; la Nanociencia y Nanotecnología (N&N).

Desde que el connotado físico norteamericano Richard Feynman acuñó la palabra nanotecnología, el número y diversidad de descubrimientos ha crecido tan drásticamente, que prácticamente se visualizan aplicaciones nanotecnológicas en cualquier área tecnológica. Algunas aplicaciones ya están presentes como las de la industria cosmetológica, pero otras son francamente sorprendentes como el proyecto Breakthrough Starshot que pretende enviar una minúscula nave a Alpha Centauri (la estrella más cercana a nuestro sistema solar) impulsada por una vela solar, ambos aparatos posibilitados por los avances en nanomateriales.

Es tan transversal e intenso el impacto de la N&N que se ha discutido que en un futuro cercano (que ya comenzó) la N&N será el motor de un avance sustantivo en materia de tecnología cambiando por completo el escenario tecnológico mundial, lo que ha llevado a algunos países ha declararla como un área prioritaria de investigación y desarrollo. Estos países han sabido interpretar muy bien el potencial de la N&N no sólo por un interés meramente científico, sino porque han captado el gran impacto económico que generará la nanotecnología en el escenario mundial, colocando a los países que la desarrollen en una posición económica favorable, y por ende con capacidad de implementar políticas públicas sostenibles, creando un círculo virtuoso entre ciencia, tecnología, economía y políticas públicas.

Con todo esto ¿en qué está Chile respecto de N&N? Si nos comparamos con aquellos países, sin duda estamos en una etapa incipiente comparativamente hablando. Pero no menor tampoco; en Chile hay una comunidad científica diversa y creciente enfocada en la investigación en N&N, lo que los ha hecho visibles a nivel mundial, pero por debajo aún de aquellos países ¿por qué Chile no ha declarado entonces a la N&N cómo un área de investigación y desarrollo prioritaria? o más concretamente ¿por qué es necesario que Chile invierta en la investigación en N&N? Podemos dar la respuesta con una analogía que le escuché a un Premio Nacional de Ciencias: en Chile durante décadas (finales del siglo XVIII y comienzos del XIX) se discutió sobre la necesidad de una legislación para sacar a la gran mayoría de la población del analfabetismo. La discusión, con detractores y adeptos -increíblemente habían detractores, algo que actualmente sería impensable- demoró décadas y concluyó con la Ley de Instrucción Primaria de 1920 que garantizaba y obligaba a la ciudadanía la enseñanza primaria y concluyó finalmente alfabetizando a la mayoría de la ciudadanía.

Entonces la pregunta que se hará el lector es ¿qué tiene que ver esto con Ciencia y Tecnología y particularmente con N&N?

La respuesta es la siguiente: Hoy Chile se encuentra en el analfabetismo tecnológico comparativamente hablando, y sino se toma la decisión de realizar un mayor esfuerzo para aumentar los recursos en investigación, simplemente nos quedaremos atrás, muy atrás, en lo que sin duda será el motor económico y por ende el posibilitador de las políticas sociales necesarias para un país desarrollado: la Ciencia y Tecnología.

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM

Comenta este post

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día