Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

Opinión

Ningún voto LGTBI entrará en las urnas de Sebastián Piñera

Ningún voto LGTBI entrará en las urnas de Sebastián Piñera Ningún voto LGTBI entrará en las urnas de Sebastián Piñera

"Durante los últimos meses hemos observado como la derecha organizada en Chile Vamos trata de reinstalar y/o reforzar discursos homolesbobitransfóbicos en la sociedad chilena".

Javiera Reyes

Por


Economista U. de Chile, estudiante de magister, Presidenta Ceic 2014 y vicepresidenta FECh 2015 y 2016.

Francisco Javier Gutierrez, Vocero del MUMS
Javiera Reyes, Vicepresidenta FECH 2015 y 2016

Diferentes sectores han repudiado la última aparición del autoproclamado Pastor Soto en un programa de televisión donde utilizó como alfombra una bandera similar a la que simboliza las luchas LGTBI.
Su accionar refleja un desprecio brutal con el que incita a la discriminación y violencia en contra de lesbianas, homosexuales y trans, lo que él defendió en lo que denomina como “una campaña en contra de la agenda de la diversidad sexual”. Soto actúa desde la individualidad, sin embargo el pensamiento conservador y reaccionario que él encarna, coincide con el de parlamentarios y precandidatos presidenciales de Chile Vamos, lo que genera un contexto de mayor gravedad.

Quienes pertenecemos a las diferentes organizaciones LGTBI en Chile y Latinoamérica, luchamos por un profundo cambio social, cultural y político que reconozca nuestro derecho a la diferencia y si bien, en la actualidad se logra visualizar una pequeña apertura cultural, política y social respecto a las luchas LTGBI, la violencia que se ejerce en contra de lesbianas, homosexuales y trans en el espacio público y en las instituciones continúa precarizando nuestras condiciones de vida y la fragilidad de la institucionalidad antidiscriminación no permite la garantía de los Derechos Humanos LGTBI.

La campaña política para el próximo periodo presidencial ha dejado al descubierto el interés y disposición de las y los precandidatos para la construcción de un país democrático e inclusivo. Es así como Sebastián Piñera se ha posicionado como un candidato de la derecha más conservadora, al hacer evidente su intención por desconocer, frenar y retroceder cualquier transformación que permita prevenir, eliminar y sancionar la violencia en contra de la población LGTBI.

Durante los últimos meses hemos observado como la derecha organizada en “Chile Vamos” trata de reinstalar y/o reforzar discursos homolesbobitransfóbicos en la sociedad chilena. Así lo evidencia la inexistencia de propuestas sobre diversidad sexual en el programa de Sebastián Piñera para un eventual gobierno o su rechazo al reconocimiento de ciertos derechos civiles hace algunas semanas, cuando el precandidato afirmó que no promovería la adopción homolesboparental ni el matrimonio entre personas del mismo sexo, pues a su parecer el matrimonio tiene por exclusivo propósito la procreación y por tanto, sólo es posible entre un hombre y una mujer.

Al rechazar la adopción homolesboparental, Piñera desconoce las diferentes formas en que se componen las familias en Chile, afirma que las personas LGTBI no poseemos capacidades para cumplir ciertos roles en la sociedad e invisibiliza la vulneración de derechos en distintos ámbitos de nuestra vida cotidiana.
Además, las propuestas de su programa no responden a otras demandas urgentes para la reparación y protección social de la población LGTBI en Chile, como lo es la aprobación de Ley de identidad de género, una Nueva Institucionalidad Antidiscriminación, Educación pública, laica y no sexista, políticas públicas efectivas para la prevención del VIH/SIDA y derecho al trabajo sin discriminación.

Piñera ha retrocedido hasta las ideas más conservadoras y retrógradas características de la primera mitad del siglo pasado para generar una sociedad que siga impidiendo nuestro derecho a la diferencia y con ello ha bloqueado toda posibilidad de apoyo a las demandas prioritarias de lesbianas, Homosexuales y trans en Chile. Es por esta razón que la omisión de su programa de gobierno sobre las demandas LGBTI son consideradas tan homofóbicas como las acciones y comentarios del mismo Pastor Soto.

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM
Ahora en Portada

Comenta este post

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día