Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

Opinión

“No más Teletón”

“No más Teletón” “No más Teletón”

"Se utilizan imágenes e historias tristes de niños con alguna discapacidad, exponiéndolos para causar pena, lo que se llama abuso emocional".

Janet Noseda

Por


Psicóloga. Magister en psicología clínica. Especialista en género y diversidad sexual.

Pareciera que si uno toca la Teletón, tocara la fibra más sensible de la gente. “Pero si es lo más bonito de los chilenos”, “si no, ¿qué pasaría con esos niños?” y así. Bueno pues no me caracterizo por callar y estoy en completo desacuerdo con la Teletón, por las razones que expongo a continuación:

Creo que la rehabilitación debiese estar asegurada por el Estado y no depender de la caridad, que a todo esto nos hace sentir buenos, como solidaridad como característica principal de los chilenos, cuando en verdad si se analiza bien la Teletón, es bastante perversa. Se utilizan imágenes e historias tristes de niños con alguna discapacidad, exponiéndolos para causar pena, lo que se llama abuso emocional. Estos niños deberían tener asegurada su atención en salud con dignidad y confidencialidad pero claro, si se deja de hacer la Teletón, dejamos de ser tan solidarios y buenos. Entonces, lo que prima es nuestra necesidad de sentirnos solidarios y no la necesidad de esos niños.

De más está decir que esto a su vez, funciona como negocio redondo para la empresas, quienes triplican sus ventas en la Teletón. Empresas que han sido denunciadas por colusión, tales como el tema del confort, que aparecen tan buenos donando plata… plata que le robaron a todos los chilenos.

Me molesta ver los autos rayados con “Teletón” y un corazón. Me molesta que nuestro pueblo no abra los ojos cuando se trata de derechos y no caridades, como lo es también la discusión de la educación gratuita, pensando que un crédito es lo mismo que gratuidad. Uno es un derecho y el otro un préstamo. Creo que como sociedad no tenemos interiorizado el tema de los derechos sociales y uno de los derechos más importantes es el derecho a la salud y a la rehabilitación. Es perverso que esos niños sientan que serán ayudados si se logra una meta de donación, en vez de estar tranquilos sabiendo que su tratamiento está garantizado.

A mi no me interesa ser parte de ese show. Claro, mientras el Estado no se haga cargo, aporto, pero siempre con una mirada crítica al respecto y sabiendo que espero que llegue el día en que el Estado se haga cargo de esta tarea y aunque nos quedemos sin ser “tan buenos”, esos niños tendrán garantizada la salud y no dependerán de limosnas.

Espero que Chile vaya cambiando de paradigma, que empecemos a pensar en los derechos sociales como eso, un derecho, especialmente la salud y la educación y que algún día nos destaquemos por ser un país con derechos sociales avanzados y garantizados, no por ser limosneros o por ganar un campeonato de fútbol.

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM

Comenta este post

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día