Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

Opinión

Odebrecht, la Pandora brasileña

Odebrecht, la Pandora brasileña Odebrecht, la Pandora brasileña

"La constructora Odebrecht, la mayor de su sector en Latinoamérica, firmó un acuerdo de indulgencia con el Ministerio Público Federal y ahora se espera que al menos 77 ejecutivos y ex ejecutivos de la empresa realicen delaciones compensadas a cambio de reducción de pena, en la conocida como “delación del fin del mundo”.

Bruna Fonseca de Barros

Por


Periodista y asistente de investigación. Cursó un Magister en Relaciones Internacionales en la PUC Chile. Ha trabajado en la redacción de Infolatam. Twitter: @bru_fbarros

Caju, Justicia, Indio, Babel, Primo, Angorá, MT, Cangrejo, Ferrari, Educador, Kimono, Campari, Helicóptero, Médico, Joven, Gripado, Todo Feo, Corredor, Misericordia, Decrépito, Boca Blanda, Misa, Fea, Viejito, son algunos alias de criminales brasileños. No se trata de traficantes al clásico estilo de películas como Ciudad de Dios o Tropa de Élite. Esos, en especial, salieron de la Cámara de Diputados, del Senado y de la Presidencia de la República.

Esta semana en Brasil empezaron a abrir la Caja de Pandora. La constructora Odebrecht, la mayor de su sector en Latinoamérica, firmó un acuerdo de indulgencia con el Ministerio Público Federal y ahora se espera que al menos 77 ejecutivos y ex ejecutivos de la empresa realicen delaciones compensadas a cambio de reducción de pena, en la conocida como “delación del fin del mundo”. Y ya empezó la sangría: Claudio Melo Filho, ex director de relaciones institucionales de la Odebrecht, contó a la justicia brasileña cómo funcionaban las “operaciones” entre la constructora y poderosos políticos. Si antes el partido más delatado fue el PT de Luís Inácio Lula da Silva (quien esta semana recibió junto a su hijo nuevas denuncias de tráfico de influencia, blanqueamiento de dinero y organización criminal en una investigación menos famosa internacionalmente, la “Operación Zelotes”) y de Dilma Rousseff (quien aún no fue involucrada individualmente en ninguna acusación), ahora le toca al gobierno en el poder.

Hasta el momento en que fue escrita esta columna, Melo Filho había citado 51 políticos de 11 partidos. Aquí sigue una guía con algunos personajes para no perderse (tanto) en esta trama que es la Operación Lava Jato Parte II y que empaña la fama de cualquier Zé Pequeño.

Caju
Este alias tan dulce y tropical pertenece a Romero Jucá (PMDB), actual líder del gobierno en el Congreso. Antes fue ministro de Planeamiento, cuando tuvo que dejar el cargo después que una conversación, en que sugería un pacto para frenar la operación Lava Jato, fuera divulgada por la prensa. Además, ha sido ministro en el gobierno Lula. El senador era el principal recaudador de recursos financieros en el Senado para su partido y responsable por su distribución durante campañas políticas. Melo Filho en su delación cuenta que todo el “apoyo” dado por Romero Jucá a Odebrecht en temas de interés de la empresa como régimen tributario, regulación de competencia, pagos de deudas al gobierno y régimen especial para la industria petroquímica eran cobrados religiosamente en época de campaña. El delator dijo que solamente él llegó a pagar a Jucá 22 millones de reales (aproximadamente US$ 6.512.800).

MT
En la misma semana en que ganó el premio de “hombre del año” otorgado por la revista brasileña Istoé, MT fue citado 43 veces en la nueva ola (o tsunami) de delaciones. Michel Temer (PMDB), el actual presidente de la República, es acusado de participar de operaciones corruptas en la Cámara, junto al Ministro de la Casa Civil (especie de jefe de gabinete) Eliseu Padilha, alias Primo, y al actual secretario del gobierno Moreira Franco, alias Angorá. Las recaudaciones en formas de donaciones legales o ilegales (o de coimas disfrazadas de donaciones) a cambio de defender los intereses de la constructora Odebrecht eran hechas especialmente por el Primo y en menor escala por Angorá. Melo Filho contó en su delación que Temer actuaba de forma indirecta, no siendo su responsabilidad pedir contribuciones financieras para el partido. A pesar de eso, el Excelentísimo Presidente tuvo un rol más protagónico el 2014. Al menos una vez, Temer pidió durante una cena al ex presidente de la constructora, Marcelo Odebrecht (arrestado desde Junio del 2015 y cuya delación es la más esperada y temida) “apoyo” financiero para campañas. En este episodio se definió que sería hecho un pago de 10 millones de dólares, 6 para la campaña de Paulo Skaf al gobierno de São Paulo, y los otros 4 serían redistribuidos por Padilha, el Primo. Parte de este dinero fue entregado en la oficina de José Yunes, hoy asesor especial de la Presidencia de la Republica, probablemente en efectivo. –

Justicia
Renan Calheiros, actual presidente del Senado, es conocido como Justicia en las listas de pagos de la Odebrecht. Junto con Caju (Romero Jucá) e Indio (Eunício Oliveira, senador del PMDB) fue el principal articulador de los intereses de la constructora en el Senado. Ellos eran responsables por defender y garantizar la aprobación de proyectos y medidas provisorias de modo que los intereses de la Odebrecht fueran preservados. En uno de los casos, Melo Filho cuenta que tuvo que hacer un pago para que la Medida Provisoria 613 del 2013 fuese aprobada sin obstáculos. La MP 613 establece un régimen especial de incentivo a la innovación en la industria de químicos. La Odebrecht controla la petroquímica Brasken. Calheiros, además, esta semana protagonizó un escándalo de corrupción que casi le costó la presidencia del Senado. Acusado de haber usado recursos de su gabinete para pagar pensión a una hija que tuvo con una amante, recibió una orden judicial de un ministro del Superior Tribunal Federal (STF) para que dejara el cargo, lo que no fue aceptado por el Senado, causando tensión entre los poderes. Por fin, el pleno del STF decidió que Renan Calheiros seguiría en la presidencia del Senado, pero no podrá ejercer como segundo en la línea de sucesión presidencial.

La lista de delatados es extensa, transversal y se actualiza a cada segundo. Pocas cosas en esta vida unen a grupos tan distintos: tenemos políticos de la derecha, centro e izquierda, jóvenes y viejos, hombres y mujeres. Y eso porque la Caja de Pandora fue abierta un poquito nomás. Infelizmente, diferente del cuento mitológico griego, en Brasil la Elpis, deidad griega personificación de la esperanza, tal vez se pierda junto a los males del mundo.

Y pensar que faltan 76 delatores…

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM

Comenta este post

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día