Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

País

Otra contra el Central…

Otra contra el Central… Otra contra el Central…

El Banco Central nos ha traído hasta acá, hasta una inflación anual del 5%, estimulando un consumo que se pagara en cuotas mensuales, bancarias, en UFs en parte, acrecentando la rentabilidad de la banca y creando un problema de estabilidad de proporciones, que valga la pena decir, es el segundo de sus dos mandatos constitucionales: Velar por la inflación y la cadena de pago.

Nuevamente el Banco Central redujo la tasa de política monetaria, desconociendo la alta inflación y agregando más. Estimo que este año el IPC cerrará sobre el 5%.
Inexplicable medida que desconoce el alza evidente de precios producto de la reforma tributaria. Bebidas no alcohólicas y cigarrillos principalmente que se sumarán a los precios de frutas y hortalizas que traen el peso de años de sequía.
El dólar, estimo debiera estar sobre los $600. En las ultimas semanas bajó para situarse en $590, primero por el efecto CGE y el alza temporal en la bolsa -El dólar tiene una correlación negativa con la bolsa, es decir, esta sube, el dólar baja y viceversa- y luego detenido el avance sobre la casi certeza que el Banco Central cometería el crimen que cometió, bajar las tasa de interés.
Un consumo deprimido se ha mostrado, razón suficiente para bajar la tasa de interés, pero esto genera inflación la cual está fuera de todo rango, parámetro sano, pero, qué más da, la pagaremos en cómodas cuotas en UF. y dado un Congreso permisivo el Banco Central sigue inyectando inflación, mermando la entrada por exportaciones, transgrediendo su mandado constitucional, en fin.
El año 2008 vivimos una alta inflación con bajo crecimiento, pero en aquella oportunidad la inflación era internacional, su fuente fue el alza de las materias primas, entre ellas alimentos que llevaron a los precios locales a las nubes. Hoy el escenario es contrario, la inflación es local, es 100% local y su fuente es la gestión hídrica y el reformismo que ha frenado la economía.
El cobre está bajando y estimo estará pronto bajo los 3 dólares la libra. ¿Coyuntural ó “permanente”?, está por verse, sea como sea, entre la reforma tributaria, el endeudamiento de la economía -préstamo BID- y el precio del cobre, el próximo año se ve poco alentador y peor, las causas que generaron la inflación siguen presente.
Que alguien me expliqué, ¿cómo se supone bajaran los precios locales, si las razones del alza de precios, como las gestión hídrica, siguen y seguirán presentes?, es decir, el próximo año deberemos cerrar con una inflación similar a la de este, 5%.
La única solución que veo es que el gasto del gobierno se centre en obras, es decir, oferta agregada, producción que permitan generar abundancia de productos que hagan bajar los precios, que sí, centran el gasto en las personas, en bonos, regalías, sólo estarán acrecentando el problema de la inflación.
El Banco Central nos ha traído hasta acá, hasta una inflación anual del 5%, estimulando un consumo que se pagara en cuotas mensuales, bancarias, en UFs en parte, acrecentando la rentabilidad de la banca y creando un problema de estabilidad de proporciones, que valga la pena decir, es el segundo de sus dos mandatos constitucionales: Velar por la inflación y la cadena de pago.

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM
Ahora en Portada

Comenta este post

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día