Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

Negocios

Pagando la cuenta

Pagando la cuenta Pagando la cuenta

¿Dónde quedaron esos dogmáticos que decían defender contra viento y marea los principios de libertad? Votaron a favor una reforma que ellos mismos dicen que es mala.

Por


Soy Amplitud, porque creo en la libertad de las personas y no le tengo miedo a los cambios que Chile está planteando. No nos importa de dónde vienen las personas, sino más bien para dónde quieren ir.

Nuestro país en los últimos siete meses, pasó de crecer del 5%, a menos de la mitad. La inversión batió el record a la baja después de 15 años. El precio de las cosas sorprende a todos los especialistas por sus alzas, y los sueldos disminuyen a la mitad en su crecimiento real.

¿Por qué? A diferencia de lo vivido con el Gobierno anterior, hoy el mundo crece más que Chile. La razón es que la gente desconfía de las políticas públicas del Gobierno de Michelle Bachelet. Prueba concreta de ellos es que todos los indicadores económicos ya mostraban una baja desde el momento en que la población asumió la certeza de la victoria electoral de Bachelet y su programa.

La Reforma Tributaria es una de las políticas públicas que más incertidumbre ha provocado en la gente, quienes ven con desconfianza lo que ocurrirá en el futuro. Las personas han dejado de gastar, no compran autos, no compran casas, porque dudan si su trabajo será seguro y si se mantendrá en el tiempo.

¿Qué nos ha dicho el Ministro? Que esta reforma es pro inversión, que va tras la equidad y que la pagarán los más ricos ¿Qué es lo que nos dice la gente? Que bajó la inversión y la gran mayoría de los chilenos está convencido que será la clase media y los más pobres los que la pagarán y así será.

 En Amplitud no estamos de acuerdo con focalizar de esta manera la Reforma. Creemos que hará bajar el empleo, que va a disminuir el crecimiento económico y que los únicos que van a perder serán los chilenos.

Lo que más me sorprende es que Renovación Nacional y la UDI avalen una reforma que vulnera tan abiertamente el principio que dicen defender: La libertad individual.

¿Dónde quedaron esos dogmáticos que decían defender contra viento y marea los principios de libertad? Votaron a favor una reforma que ellos mismos dicen que es mala.

Amplitud no tiene y no tendrá nunca estas contradicciones de principios, porque tenemos la total convicción de que debemos defender la libertad de las personas. Solo como anécdota: Si los partidos de la Alianza no se hubieran apresurado en firmar un acuerdo, hoy estaríamos hablando de otro proyecto de ley. Un proyecto -no por la fuerza de la posición política- sino por la fuerza de la oposición de la ciudadanía, que hizo caer sistemáticamente la aceptación de esta mala reforma.

Porque, cabe reiterar que los compromisos de cambios en la reforma que el Gobierno asumió con la Alianza eran los mismos que ya había resuelto con la Democracia Cristiana, por lo tanto, no había ninguna ganancia para la ciudadanía.

¿Qué proponía Amplitud? Un impuesto plano, igualar el impuesto de las personas al de las empresas, aumentando el de las empresas y bajando el de las personas, y eximiendo la reinversión de las pymes.

Con esto, contaríamos con un sistema tributario simple, que daba reglas claras, que recaudaba más a la larga, disminuía la elusión y protegía a las pymes. Así se lo planteamos al Gobierno en varias reuniones.

Lamentablemente, no hay peor sordo que el que no quiere oír, ni peor ciego que el que no quiere ver. Y una vez, más serán los ciudadanos los que pagarán la cuenta por decisiones políticas mal adoptadas.

 

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM

Comenta este post

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día