Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

Opinión

Carta de un joven Asperger tras la confesión de Pedro Ruminot

Carta de un joven Asperger tras la confesión de Pedro Ruminot Carta de un joven Asperger tras la confesión de Pedro Ruminot

Jorge Miranda tiene 25 años y tiene el Síndrome de Asperger. Junto con publicar columnas de opinión en su cuenta de Twitter y en su blog, escribió a El Dínamo para expresar su orgullo de que el ex integrante de El Club de la Comedia revelara su condición de Asperger.

Por


@Jorge_MCosta / jmcasperger.cl

Chile es un país donde a los Asperger nos dan oportunidades de trabajar en la construcción, supermercados o tiendas de mall. Pero ni hablar de puestos en los que se tomen decisiones o haya que hacer propuestas creativas. Todavía nos falta mucho por avanzar.

Esto considerando que el 71% de las personas con discapacidad o capacidades diferentes en Chile, que si tienen capacidad para trabajar, no tienen trabajo. Esto es alarmante. La pensión de invalidez que ganamos no nos alcanza para sobrevivir. Y la desinformación es alta. Hay bullying en los colegios de compañeros y profesores y actos denigrantes por redes sociales.

Ruminot

Estamos fallando y la discriminación es lo que más duele. Cada vez que veo noticias lamentables, me siento muy molesto. Por eso me enorgullece cuando personas con discapacidad o capacidades diferentes son figuras públicas y demuestran a la sociedad que eso no les impide hacer bien su trabajo.

Ejemplos no hay muchos, pero los hay. Uno de ellos es el comediante Óscar Álvarez, “Oscarito”, que nació con un problema en sus extremidades y que sin embargo es uno de los locutores más populares de la Radio 40 Principales.

messi

Otro caso es el de Lionel Messi, el mejor futbolista del mundo que padece de asperger y que deslumbra con su juego en el Barcelona. Y el último caso que se conoció hace poco y que es muy importante, es el del humorista Pedro Ruminot, que declaró públicamente su condición de Asperger en una entrevista y que aseguró que esta no le ha impedido desarrollarse profesionalmente.

La Ley Zamudio es una herramienta para denunciar discriminación arbitraria, pero lamentablemente nos siguen discriminando. Muchos no denuncian por miedo a las represalias en los colegios o en el transporte público, o por miedo a ser despedidos o no conseguir trabajo.

La educación comienza con los padres que deben educar el respeto y la tolerancia a personas con discapacidad. Pero mucho se puede hacer en otros ámbitos para fomentar esta cultura. Casos como el de Ruminot son ejemplo de superación.  La lucha contra la discriminación no termina. Y es tarea de todos los chilenos ganarla.

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM

Comenta este post

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día