Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

Opinión

Perdió la Roja y la culpa es de Mayte Rodríguez

Perdió la Roja y la culpa es de Mayte Rodríguez Perdió la Roja y la culpa es de Mayte Rodríguez

"Bien saben las mujeres de Chile que toda “broma” encierra una gran verdad: esa misma verdad que nos silba en la calle, que cree en que nuestra provocación justifica el acceso a nuestros cuerpos y la que nos persigue en la oscuridad de nuestros trayectos de vuelta a casa".

Estefanía Sepúlveda

Por


Feminasty de La Serena con doble militancia profesional. Columnista en Es Mi Fiesta

La selección chilena no fue la única en perder este martes. En su peligrosa costumbre de criminalizar a las mujeres (por parir o por interrumpir un embarazo; por trabajar dentro o fuera de la casa, por practicar deportes “masculinos”, más un eterno etcétera), nuestro país volvió a demostrar lo experto en desviar responsabilidades. Sin siquiera ser parte del campo de un juego donde solo se permiten hombres, fue una mujer la señalada como culpable del paupérrimo rendimiento deportivo en La Paz. ¿Mera anécdota? No lo creo.

Basta con un pequeño repaso por la historia y de la religión para comprender que, de alguna manera, las mujeres “desestabilizamos” a los hombres: condenamos a la humanidad a sufrir por nuestros pecados, causamos guerras, quebramos amistades y destruimos carreras deportivas: nuestras faldas hacen un lío. ¡Si hasta los huracanes llevan nuestros nombres! Nuestra presencia se compara con una fuerza destructora; curioso contraste en un mundo que se empeña en eliminarnos.

¿Cuál es el crimen de Mayte Rodríguez? Ser pareja de Alexis Sánchez, un futbolista profesional, de hierro, casi intocable, sacándolo de su foco. Tanto es el magnetismo de la actriz que sus encantos desconcentraron, cual epidemia, al resto de los compañeros de trabajo de Alexis. O, al menos, esa es la inverosímil tesis que quieren que creamos.

Siguiendo esta lógica, nuestro único poder es el atractivo físico; no en vano la seducción se considera un arma. Y muchos, como el fanpage La Marea Roja Valparaíso, se escudan en la humorada para festinar con la relación entre Mayte y Alexis. No se les vaya a ocurrir que los demás jugadores o el personal de La Roja tuvieron algo que ver en este entuerto. Tanta aceptación recibe la tesis de la mujer avasalladora, que los mensajes en redes sociales más compartidos en las últimas horas tienen que ver con ella.

Incluso se hizo una comparación. Tanto Mayte como Yoko Ono son “las peores de todas”, en tanto que sus figuras son una amenaza al espíritu creativo, en el caso de Lennon, o al deportivo, en el de Sánchez. Pese a las incansables explicaciones de otros miembros de la banda o de la propia Ono, su imagen se asocia a un elemento discordante y decisivo a la hora de “disolver” a The Beatles. Lo mismo está comenzando a ocurrir con Mayte Rodríguez: como si no tuviera otra actividad para dedicar su tiempo, pareciera que agota las energías de su novio y lo condiciona por el resto de su carrera, como si existieran diferencias irreconciliables entre la vida amorosa y la profesional. Como si su calidad como actriz estuviera en tela de juicio por su relación amorosa.

En un planeta que culpó a Courtney Love del suicidio de su marido y  a Javiera Parra de separar a Los Tres, no es novedad que nos hagan cargar con el peso de la emotividad masculina. Aun cuando los creadores del evento “Marcha para que Alexis termine con Mayte y vuelva a su nivel” hayan querido disfrazar su misoginia de humorada, bien saben las mujeres de Chile que toda “broma” encierra una gran verdad: esa misma verdad que nos silba en la calle, que cree en que nuestra provocación justifica el acceso a nuestros cuerpos y la que nos persigue en la oscuridad de nuestros trayectos de vuelta a casa. Una verdad impuesta, que nos acusa y nos maldice como únicas culpables de las terribles decisiones de este mundo, y que nos castiga aunque no hayamos destruido en lo absoluto. Como si el pecado más grande fuera nuestra mera existencia.

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM

Comenta este post

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día