Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

Opinión

Porqué se cerró el aeropuerto Los Cerrillos

Porqué se cerró el aeropuerto Los Cerrillos Porqué se cerró el aeropuerto Los Cerrillos

A fines de 2016 se iniciará la construcción de 20.000 viviendas en el ex-aeropuerto Los Cerrillos, localizado en la comuna del mismo nombre.

Patricio Herman

Por


Presidente Fundación Defendamos la Ciudad

Recientemente algunos medios de prensa han informado que el gobierno anunció que a fines de 2016 se iniciará la construcción de 20.000 viviendas en el ex-aeropuerto Los Cerrillos, localizado en la comuna del mismo nombre. Se podría pensar que la construcción sería ejecutada, o al menos liderada por la administración del Estado, pero ello no es así, pues se trata en concreto de la venta de macro-lotes de 2 y hasta 5 hectáreas c/u a consorcios inmobiliarios privados que edificarán de acuerdo a sus propias decisiones comerciales.

Por lo tanto, y no nos debe extrañar en absoluto, debe entenderse que se trata de un nuevo festejo para aquellos actores que se desenvuelven en el negocio de la explotación del recurso suelo, los que tendrán terrenos de inmejorable ubicación para sus iniciativas mercantiles.

Se estima que los compradores pagarán por esos terrenos unos US$100 millones, esto es, el mismo valor que el Estado Subsidiario chileno señala haber invertido en la habilitación de un parque, una hermosa laguna y la plantación de infinidad de árboles en el lugar que albergó por tantos años a ese aeropuerto. Esto quiere decir que el terreno mismo de 254 hectáreas será regalado al sector privado para sus emprendimientos, pues la inversión pública ya realizada será cedida en beneficio directo de las empresas que allí construirán. Los publicistas del gobierno bautizaron a este proyecto como Ciudad Parque Bicentenario.

También se supo que Jadue, ex mandamás del fútbol profesional, hoy disfrutando de unas merecidas “vacaciones” en Miami, quería trasladar las instalaciones de Pinto Durán, las que no cuentan con los respectivos permisos de la Dirección de Obras de la Municipalidad de Peñalolén, al terreno de la Ciudad Parque Bicentenario y para tal propósito, según consigna The Clinic, en mayo de 2014 se llevó a cabo una reunión entre la ministra del Deporte, representantes del fútbol y el alcalde de Cerrillos, para estudiar la entrega de un terreno en comodato a 30 años en ese espacio fiscal. Jadue con sus expertos sostenían que la conectividad del sector de Cerrillos era óptima y la idea que tenían era construir 14 canchas, un hotel a todo dar, una completa y moderna clínica y un museo para la comunidad. Quien lideraba esta tratativa era Ana Lya Uriarte, flamante jefa de gabinete de Bachelet y el operador comercial por cuenta de la ANFP era el ex ministro Isidro Solís. Pero esta propuesta no prosperó.

En todo caso, no podemos perder de vista que todavía no se resuelven los obstáculos medioambientales que no han permitido a la fecha el cambio de uso del suelo del territorio en que se emplaza esa base aérea, la que fue clausurada el 6 de febrero de 2006 conforme a la decisión de alto nivel adoptada en una reunión secreta del 15 de noviembre de 2005, diez años atrás, por los entonces Ministro de Defensa, Ministro del MOP, Transporte y Telecomunicaciones, Ministra de Vivienda y Urbanismo, Comandante en Jefe de la FACH, Subsecretario de Aviación, Comandante Logístico de la FACH, Director General de Aeronáutica Civil, Director de Planificación de la DGAC, Director General de Obras Públicas, Director Nacional de Aeropuertos y Seremi de Vivienda y Urbanismo. En ese acto los funcionarios de mayor rango instruyeron a la DGAC, en orden a que debía levantar la zona de protección del aeropuerto, con lo cual de un plumazo, se acababan las restricciones urbanísticas que pesaban sobre unas 2.000 hectáreas al sur del terminal aéreo.

En atención a que esta región tiene un mala calidad del aire y que por ello existe un Plan de Prevención y Descontaminación Atmosférica, sugerimos a los lectores que accedan al informe “Operación Cerrillos: entre el relleno y el fragmento” del arquitecto, urbanista y académico Jonás Figueroa, en el cual se entrega información relevante, entre otras cosas, sobre el canal de ventilación del SO al NE de Santiago, pues: “……..la gigantesca cuña de suelo formada por las áreas de protección y el cono de aproximación de tráfico aéreo constituye el único corredor de vientos de baja altura que ventila la ciudad…….. es necesario abundar que las pistas de hormigón del aeropuerto actúan como una gran placa radiante de los rayos solares que provoca por convección, el movimiento vertical del aire”.

Está claro que la Cámara de Diputados y en particular su Comisión de Defensa, no se interesaron en conocer ni menos evaluar el informe confidencial “Análisis del cierre de la Base Aérea y Aeropuerto de Los Cerrillos”, elaborado por los generales de aviación José de la Fuente y Mario Ávila, ambos ex Directores de Aeronáutica de la FACH, entregado por éstos en septiembre de 2004 en sesión secreta de dicha Comisión. En este documento se expresan innumerables efectos negativos si se producía la clausura en comento sobre todo en el aspecto de la defensa de Santiago y del país en caso de una crisis militar con una nación vecina. Se concluye que los agentes públicos que detentaban el poder político privilegiaron el negocio de las plusvalías automáticas de los terrenos situados en el cono de aproximación del aeropuerto.

Como en Chile la memora es frágil, se debe recordar que el cambio de uso de suelo realizado en el año 2005 para las 254 hectáreas de infraestructura aeroportuaria a habitacional mixto fue anulado por sentencia de 30 de noviembre de 2012 de la Corte Suprema. Los altos magistrados, personas más preparadas y responsables que los funcionarios del gobierno, tomaron esa decisión por la presencia de residuos tóxicos relevantes en la zona y falta de saneamiento de los terrenos. La limpieza de los terrenos de metales pesados requiere un tiempo no inferior a 10 años desde el comienzo de esas labores y hasta donde sabemos no se ha hecho nada.

También en el año 2012, el mismo alto tribunal, dispuso la obligación por parte del Estado de reinvertir en el fomento de la aviación general, el valor de dichos terrenos, determinado en la suma de US$ 263 millones. Esto último, debido a que los terrenos del aeropuerto en vías de eliminación, fueron adquiridos hace unos 90 años a privados con dineros provenientes de una donación modal, para fines de fomento de la aviación civil, al gobierno de la época por el filántropo norteamericano Daniel Guggenheim

Pues bien, volviendo a lo que está sucediendo actualmente, el gobierno realizó una Evaluación Ambiental Estratégica (EAE) en base a la cual se dictó la resolución Nº170 de 2015 del Gobierno Regional de Santiago a cuyo contenido no hemos podido tener acceso porque los que mandan reniegan de la transparencia.
La EAE tramitada con una restringida y casi desconocida consulta ciudadana no consultó el cumplimiento de normas nacionales e internacionales sobre abandono de aeropuertos ni menos los planes de saneamiento o mitigación.

El control de legalidad se encuentra pendiente y tampoco hemos podido acceder al dictamen Nº 98.143 de 14 de diciembre de 2015, de la Contraloría General de la República, pues luego de haber sido publicado en la página institucional de la Contraloría fue bajado de la misma y por lo tanto su contenido, posiblemente por razones de alta política estratégica, como si se tratara de un asunto de tipo militar o diplomático, se mantiene oculto para que la ciudadanía no sepa nada de nada.

Consideramos caprichosa la insistencia del gobierno en el cierre definitivo del terminal aéreo y muchos especialistas en transporte plantean que la región metropolitana de Santiago, con sus 7.300.000 de habitantes, debería contar con un terminal aéreo doméstico como sucede en todas las capitales modernas del mundo. El proyecto de construir 20.000 viviendas puede ejecutarse en distintos lugares de la región, sin embargo, para el segundo aeropuerto de Santiago no existe otro emplazamiento posible, lo que sabe mejor que nadie el alto mando de la FACH como también los parlamentarios que se relacionan con el ordenamiento territorial y con la seguridad nacional.

Finalmente, la Ciudad Parque Bicentenario se construirá de todas maneras porque los intereses de los grupos inmobiliarios son muy fuertes y porque la casta política tiende a caer bajo sus influencias, taponándose para siempre el canal de ventilación del cual nos habla el urbanista Figueroa, y al respecto recordamos que hace algunos años, con el mismo Figueroa, fuimos invitados por una productora de TVN a grabar un programa in situ sobre la clausura del aeropuerto, ocasión que aprovechamos para decir en la filmación cuales fueron las razones “de pesos” por las cuales el gobierno de Lagos tomó la decisión de cerrarlo. Como aparentemente fuimos muy locuaces, el canal “de todos los chilenos” optó por censurar la emisión televisiva. Así se resguardó el orden público.

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM

Comenta este post

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día