Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

Opinión

Productividad: ¿qué nos falta para crecer?

Productividad: ¿qué nos falta para crecer? Productividad: ¿qué nos falta para crecer?

"¿Qué puede hacer la política económica para elevar la productividad y el nivel de vida de una sociedad? Varias cosas, pero ninguna depende del azar. Entre otras, incentivar el ahorro y la inversión, aumentando el stock de capital".

Rodrigo Montero

Por


Ph.D. en Economía, Universidad de Chile. Director de la Escuela de Ingeniería Comercial de la Facultad de Economía y Empresa de la UDP.

En economía existe una abundante literatura que intenta entender los factores que determinan el crecimiento económico de largo plazo de los países. Gracias a esfuerzos como el de Xavir Sala-i-Martin se ha podido plantear modelos teóricos que intentan explicar las brechas del PIB, y analizar las predicciones de esos modelos para países.

Roberto Solow, uno de los primeros economistas en estudiar esta temática, señaló que para explicar las grandes diferencias que existen entre los niveles de ingreso per cápita alrededor del mundo, se deben examinar los numerosos factores que determinan la productividad de un país. ¿Y qué es la productividad? La productividad corresponde a la cantidad de bienes o servicios que se produce por unidad de tiempo, y que depende de cuatro factores: del capital físico por trabajador, del capital humano por trabajador, de los recursos naturales por trabajador, y finalmente, de la tecnología.

Solow aplicó su esquema contable para estudiar las fuentes del crecimiento de EEUU. entre 1909-1949. Un 12% del crecimiento correspondió a la acumulación de capital per cápita, mientras que el 88% restante fue progreso tecnológico. Una aplicación a los países en desarrollo arrojó resultados bastante distintos. Un estudio para los siete países más importantes de América Latina concluyó que la acumulación de capital podía explicar una fracción mucho mayor del crecimiento del PIB per cápita que el progreso tecnológico. Es decir, los países pueden crecer por inspiración, o por transpiración. Pero cuando se inspiran, el crecimiento se torna mucho más dinámico.

Entonces, ¿qué puede hacer la política económica para elevar la productividad y el nivel de vida de una sociedad? Varias cosas, pero ninguna depende del azar. Entre otras, incentivar el ahorro y la inversión, aumentando el stock de capital, con lo que se puede elevar la productividad futura. Además, se debe considerar el incentivo a la inversión procedente del extranjero (IED). Otro punto clave es apuntar a la educación, invirtiendo en capital humano, especialmente en la etapa preescolar. Es necesario también promover políticas que impacten la salud y la nutrición de la población, lo que sin duda impacta positivamente la productividad. Y es fundamental para ello tener instituciones sólidas que pongan correctamente los incentivos a trabajar y prosperar, velando por los derechos de propiedad y la estabilidad económica, todo lo cual incentiva la creación y el emprendimiento. A lo anterior se suma la promoción del libre comercio, la investigación y el desarrollo, lo cual se traducirá en progreso tecnológico. Todos estos desafíos están en la línea de la productividad, por lo que tenemos varias tareas por delante.

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM

Comenta este post

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día