Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

Opinión

¿Qué debes hacer con los Fondos de tu AFP?

¿Qué debes hacer con los Fondos de tu AFP? ¿Qué debes hacer con los Fondos de tu AFP?

Hay que entender que el sistema de pensiones tiene como único objetivo lograr una pensión tal que uno no sea un problema para el Estado y las futuras generaciones, es decir, que si la pensión es miserable pero permite sobrevivir, el “sistema” ha logrado su objetivo.

La magra rentabilidad de las AFPs invitan a buscar formas que eviten perder valor. La primera estrategia es moverse entre los fondos, para lo cual hay empresas que asesoran en la especulación de cuál será más rentable que otro. Es una opción válida, aunque la critiquen las AFPs.

Recomiendo mantener el dinero de las pensiones en el Fondo C, por ser el más rentable en largo plazo, es decir, entre moverse en extremos (A y E) que otorgan las mayores rentabilidades en periodos de tiempo acotados y que, a la vez, obligan a estar pendiente de las condiciones económicas, el movimiento de los mercados para cambiar de fondos, lo mejor es mantenerse al medio, en el fondo C, que en el largo plazo obtiene la mayor rentabilidad.

Hay que entender que este sistema tiene como único objetivo lograr una pensión tal que uno no sea un problema para el Estado y las futuras generaciones, es decir, que si la pensión es miserable pero permite sobrevivir, el “sistema” ha logrado su objetivo. El modelo de las AFPs y su legislación respaldan estos dichos, de hecho, el sistema tiene tantas limitantes que sus fondos de “alto riesgo” son de muy bajo riesgo, por ende de baja rentabilidad, entonces, toda persona que invierte sin las restricciones de las AFPs debiera lograr una mayor rentabilidad, demostrando que invertir “por fuera” es mejor que hacerlo a través de ellas.

Se generan dos problemas para lograr una pensión digna: Ahorrar y lograr rentabilidad. Primero, en nuestra economía de bajos sueldos y sobreprecios en bienes y servicios básicos como salud, educación y otros, ¿quién puede ahorrar?; Para lograr el ahorro se debe restringir los gastos, ese es el comienzo y para ello lo primero es eliminar el uso de deudas. Se puede ahorrar siendo metódico y ello implica darle prioridad al ahorro y eliminar la presencia de bancos en las finanzas personales; fácil decirlo, insisto, en un país donde nos “sacan” nuestro dinero de forma inescrupulosa a través de precios coludidos y/o poco competitivos.

El segundo dilema es cómo lograr una buena rentabilidad y por desgracia, no se puede. Nuestro Mercado de Capitales (Acciones y bonos) ha caído en un letargo soporífero de concentración por grupos económicos, participación de AFPs, es decir, de falta de competitividad que hacen que invertir en este mercado sea una lata y peor, un mal negocio; incluso las AFPs lo hacen y pierden nuestro dinero, demostrando que no hay nada bueno en qué invertir.

La opción al Mercado de Capitales era el Mercado Inmobiliario, el cual ha sido destruido gracias a una reforma tributara mal pensada; de absurdos impuestos. En un país donde no se puede ahorrar, endeudarse con una vivienda para vivir de la “renta” es y fue el plan de pensión de muchos, pero esa puerta se cerró o se busca cerrar; cueck.

Con impuestos al Mercado Inmobiliario, un Mercado de Capitales malo e ineficiente sólo queda ir pensando en cuál será su negocio, trabajo u ocupación, para jubilar.

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM

Comenta este post

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día