Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

Opinión

Refichaje y el Servel: “Qué podemos esperar del Servel y su autonomía”

Refichaje y el Servel: “Qué podemos esperar del Servel y su autonomía” Refichaje y el Servel: “Qué podemos esperar del Servel y su autonomía”

Hoy sabemos que los partidos antiguos están con dificultades para lograr su refichaje en el tiempo establecido, lo significativo es que aquellos con mayor dificultad son colectividades que tienen candidaturas presidenciales que respaldar ¿Qué harán? Probablemente acudan al organismo autónomo para solicitar extensión de plazo. ¿Qué hará el organismo autónomo?.

El 14 de abril es la fecha impuesta por el Servicio Electoral para cumplir las cuotas de inscripción y reinscripción de militantes para los partidos políticos que deseen participar en los procesos eleccionarios del presente año. Ello ha traído como consecuencia una problemática nunca vista en la política nacional. Partidos viejos deben refichar a sus militantes, sin embargo, los han visto emigrar. No sólo se han retirado del escenario las llamadas “bases”, si no que aquellos líderes que desean conservar la posibilidad de obtener algún escaño han preferido evitar su refichaje y así no poner en riesgo sus aspiraciones.

Por otra parte, en la vereda de los partidos emergentes, hemos encontrado una serie de obstáculos en el proceso de constitución. Muchos declaran su intención de renovar las caras que hoy están en los distintos cargos de representación, aunque el escenario otorgado para que ello suceda exige de un arduo y continuo trabajo a contrapelo, sorteando bastantes obstáculos que a ratos parecen creados para el fracaso de la misión. La realidad es que el escenario político no se caracteriza por presentar escenarios de equidad, mucho menos de justicia.

Si tenemos un escenario de alto desapego a lo político, de escasa participación, donde los partidos viejos no representan ¿no es acaso lógico brindar oportunidades a quienes surgen, precisamente para ofrecer alternativas, diversidad y una competencia atractiva a la ciudadanía? ¿Acaso los chilenos no quisieran ver en cargos públicos a gente competente, que los represente de verdad? ¿No quisieran ver a personas responsables redactando las leyes de la república, dirigiendo organismos públicos, planificando el crecimiento económico de la nación? ¿A alguien le cabe en la cabeza que queremos seguir viendo “personas” que jamás han sido buenos profesionales, paseándose por los cargos públicos como si se tratara de una silla musical o de jugar al “pillarse”?

Los partidos nuevos son en su mayoría partidos “de ideas y de ideales”. Estoy convencida que quien ponga eso en duda no se ha puesto a pensar ni por un momento lo que significa fundar un partido político. La ley exige de tanto requisito, que quien no quiera de verdad aportar al país, está francamente loco si pretende crear uno.

El organismo “CLAVE” aquí es el SERVEL, la razón es muy simple, tiene autonomía institucional. ¿Qué quiere decir esto? No depende del Poder Ejecutivo ni es fiscalizado por el Poder Legislativo lo que le da total independencia.

Reitero, más autonomía y total independencia. Eso sin considerar que una de sus principales misiones es “la creación de las condiciones para el ejercicio igualitario de los derechos electorales y mediante la ampliación de la información hacia los Ciudadanos, Partidos Políticos y Organismos Electorales con los que esta Institución se relaciona”.

Recientemente el presidente del Servel, Patricio Santamaría, afirmó que desde ese lugar están “reconstruyendo el sistema de partidos” haciendo referencia a que no estaban “ni inventando ni flexibilizando nada”.

Hoy sabemos que los partidos antiguos están con dificultades para lograr su refichaje en el tiempo establecido, lo significativo es que aquellos con mayor dificultad son colectividades que tienen candidaturas presidenciales que respaldar ¿Qué harán? Probablemente acudan al organismo autónomo para solicitar extensión de plazo. ¿Qué hará el organismo autónomo?

Con ello volvemos al punto inicial. Si lo que deseamos es una mejor calidad de democracia y de representantes, el deber de este organismo es velar por ello.

¿Qué hará en relación a los partidos emergentes? Ya les ha aplicado la Ley del embudo por mucho tiempo… es hora de buscar de verdad la forma de construir un mejor Chile. ¿Pondrá a funcionarios de su servicio como ministros de fe? ¿Acudirá al Registro Civil para encontrar un mecanismo que de igualdad de oportunidades a partidos viejos y nuevos? A mi me gustaría ver a un SERVEL buscando mecanismos de construcción para una democracia sana y transparente, en un contexto de legislaciones adecuadas y realmente aplicables.

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM
Ahora en Portada

Comenta este post

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día