Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

País

Reforma: ¿qué se entiende por calidad de educación?

Reforma: ¿qué se entiende por calidad de educación? Reforma: ¿qué se entiende por calidad de educación?

"Antes que termine el año entrará al congreso el proyecto de ley que fija una Nueva Política y Carrera Profesional Docente, proyecto que fijará los derechos y también las obligaciones de estos formadores de ciudadanos".

Por


Cientista político.

Es fácil, hay que buscar un poquito y vamos a encontrar la definición. Vamos por paso, para entender qué es una educación de calidad tenemos que saber  para qué educamos. Una vez que lo sepamos, debemos ver que todos los mecanismos del sistema educativo apunten a ese fin. En la medida que lo logre, tenemos calidad. Simple.

Pues bien, antes de comenzar nuestra búsqueda, quisiera decir que el concepto de una educación pública provista por el Estado nació en el siglo XIX en la Francia Napoleónica con el objeto de formar ciudadanos y expandir el imperio. Para tal efecto, se necesitaba de burocracia, y para aquello, ciudadanos capaces de leer, escribir, y creer en un proyecto común de Estado Nación. Hoy día la cosa no es muy distinta, si bien no hay un imperio que expandir, lo que se busca con la educación es formar ciudadanos, personas con ciertos valores y creencias de convivencia común, y no lo digo yo, lo dice la ley, y se los mostraré a continuación.

Veamos entonces de una vez por todas para qué educa el Estado chileno ¿Y dónde podrá estar la respuesta? Muchos son los que siguen preguntándose y pidiendo al gobierno una definición clara. Les voy a dar una pista, ya que a nadie parece ocurrírsele ¿Qué tal si vemos la Ley General de Educación de Chile? Sí, extrañamente ahí está, misterio resuelto.

El artículo 2 de la LGE 2009 señala: “La educación es el proceso de aprendizaje permanente que abarca las distintas etapas de la vida de las personas y que tiene como finalidad alcanzar su desarrollo espiritual, ético, moral, afectivo, intelectual, artístico y físico, mediante la transmisión y el cultivo de valores, conocimientos y destrezas. Se enmarca en el respeto y valoración de los derechos humanos y de las libertades fundamentales, de la diversidad multicultural y de la paz, y de nuestra identidad nacional, capacitando a las personas para conducir su vida en forma plena, para convivir y participar en forma responsable, tolerante, solidaria, democrática y activa en la comunidad, y para trabajar y contribuir al desarrollo del país (…)”.

Como pueden ver, en ninguna parte se señala que la educación se trate de alcanzar los mecanismos necesarios para alcanzar puntajes SIMCE, PSU o estándares PISA. Eso son instrumentos para medir solo una parte de la definición de educación, la cual tiene que ver con conocimientos y destrezas, que está presente en la definición. Y si son buenos instrumentos para eso o no es otra discusión.

La idea que quiero exponer es que lo que esperamos de la educación está definido, y puede leerse en el artículo 2 de la LGE; y que lo que entiende la derecha por educación de calidad, dígase recursos para mejorar la adquisición de conocimientos y destrezas, es sólo una parte de lo que se espera de la educación, y no la totalidad; y no lo digo yo, lo dice la ley.

Entonces ¿es que la derecha no está de acuerdo con dicha definición y preferirían una más minimalista que solo incluyese la adquisición de conocimiento y destrezas? ¿O es que para ellos los demás atributos como el desarrollo espiritual, moral, afectivo y el cultivo de valores son palabras que solo adornan el artículo?

Porque al fin y al cabo ¿cualquier planificación estratégica en política pública parte de eso no? Por definir su objetivo superior, el valor que se espera obtener de la política pública que se impulsa. Y en ese sentido, cada uno de esos valores que constituyen la educación que quieren los chilenos, debe ser perseguido. Ese es el mandato de la ley, el mandato de la democracia representativa, y ahí está en la LGE esperando a ser cumplido.

Pero vamos al grano, es decir, a la definición de educación estipulada en la LGE y su relación con la reforma. Bien, creo que ya concordamos en que si la definición está en la ley debemos perseguirla, y que para perseguirla, hay que planificar el modo.

Pues bien, para alcanzar todos estos valores, primero, se necesitó de convicción política, cosa que hizo el gobierno de Michelle Bachelet; y segundo, se debió elaborar un conjunto de proyectos de ley que persiguiesen los valores de dicho artículo. Ambas iniciativas dieron la controvertida Reforma Educacional. Que en términos simples, es el conjunto de leyes y programas que el gobierno diseñara e implementará para alcanzar los objetivos superiores -valores- presentes en lo que chile definió se debía perseguir con la educación en la LGE.

Y eso es lo que se está haciendo. Por primera vez el articulito este que define la educación no es un montón de palabras bonitas, sino una carta de navegación. Así, podemos constatar que el primer proyecto de ley de la reforma -el que pone fin al lucro, la selección y el copago- es un proyecto de inclusión social, que como dice el artículo 2, tiene como finalidad alcanzar el desarrollo espiritual, ético, moral y afectivo de los ciudadanos de este país.

En la medida en que no hay lucro, no hay competencia; en la medida en que no hay copago y selección, no hay discriminación. ¿No es eso lo que se busca cuando el artículo señala: “Se enmarca en el respeto y valoración de los derechos humanos y de las libertades fundamentales, de la diversidad multicultural y de la paz, y de nuestra identidad nacional, capacitando a las personas para conducir su vida en forma plena, para convivir y participar en forma responsable, tolerante, solidaria, democrática y activa en la comunidad, y para trabajar y contribuir al desarrollo del país (…)”?

Entonces, si la definición de educación incluye estos valores, y el proyecto de ley apunta a fortalecer estos valores ¿apunta el proyecto que pone fin al lucro, la selección y el copago a la calidad? Sí.

Sigamos. Vamos a la segunda esfera de la definición; la de adquirir conocimientos y destrezas. Bien sabemos que el principal factor para que los estudiantes adquieran conocimientos y destrezas son los profesores. Y bien sabemos que los buenos profesores no nacen, se hacen, y no tienen por qué inmacularse por sueldos que no están a la altura de su labor en la sociedad.

Es por eso que antes que termine el año entrará al congreso el proyecto de ley que fija una Nueva Política y Carrera Profesional Docente, proyecto que fijará los derechos y también las obligaciones de estos formadores de ciudadanos, y facilitadores del desarrollo de las destrezas, la adquisición de conocimientos, y por sobre todo, los guías en la búsqueda de un proyecto de vida común de los estudiantes.

Esta son las líneas gruesas de la relación entre la reforma y  lo que se entiende por calidad de la educación, mi punto es simple: El rol de la educación está definido en la LGE, esa definición tiene dos grandes líneas de acción, formar ciudadanos y brindar destrezas y conocimientos; ambas líneas se complementan para que los estudiantes alcancen el desarrollo pleno de sus proyectos de vida. Todas las acciones que contribuyan a fortalecer ambas líneas apuntan a mejorar la calidad de la educación. El que diga lo contrario, y sí, me refiero a la derecha, está simplemente haciendo caso omiso a la definición holística y soberana de lo que es la educación, contemplada en la Ley General de Educación de Chile.

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM
Ahora en Portada

Comenta este post

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día