Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

Opinión

Resultados SIMCE 2016: Luces, sombras y desafíos

Resultados SIMCE 2016: Luces, sombras y desafíos Resultados SIMCE 2016: Luces, sombras y desafíos

"Estos resultados reafirman la necesidad de las reformas recientes que avanzan hacia un sistema más inclusivo y fortalecen las condiciones y capacidades de nuestros docentes, sin lo cual no será posible dar el próximo salto en calidad en el país".

Xavier Vanni

Por


Centro de Investigación Avanzada en Educación Universidad de Chile, máster en política educativa Universidad de Londres, Inglaterra y especialista en políticas educativas, mejoramiento y liderazgo escolar, y evaluaciones

Recientemente, se entregaron los resultados de las pruebas SIMCE 2016, que como todos los años provocan innumerables titulares y argumentos para explicar los avances o retrocesos y así criticar y/o defender las políticas educacionales del gobierno de turno. Pero más allá de este debate de corto plazo, lo importante es observar las tendencias de mediano plazo, pues los cambios de un año a otro pueden deberse solo a situaciones excepcionales. En esa perspectiva, un análisis inicial de los resultados nos muestra luces, sombras y desafíos de nuestro sistema escolar.

Un primer aspecto a destacar son los esfuerzos que ha venido realizado la Agencia de Calidad de la Educación en términos de entregar información más detallada, integral y oportuna de los resultados educativos, que permita a los directivos, docentes y sostenedores un diagnóstico más comprensivo de los logros y desafíos de sus establecimientos, para el mejoramiento de sus procesos pedagógicos y de gestión.

Lo segundo es la consolidación de los avances de la última década en los resultados en 4° básico de Lectura y Matemática, en especial de los logros de aprendizaje de los estudiantes más vulnerables. Una parte significativa de estos avances está asociada al impacto de la Subvención Escolar Preferencial, lo que da cuenta de que buenas políticas pueden hacer una diferencia.

Sin embargo, el ritmo de avance de los últimos años en este nivel se ha reducido fuertemente, y a este paso nos demoraremos varias décadas para que todos nuestros estudiantes alcancen las expectativas de aprendizajes que el país se ha propuesto.

Por último, la reducción de las brechas de género en los resultados en matemática, tanto en básica como en media, da cuenta de que ciertos patrones culturales instaurados en nuestro sistema escolar son posibles de cambiar.

Las principales sombras que se observan son el deterioro sistemático de los resultados de lectura en 2° Medio y la mantención de las enormes brechas de resultados por nivel socioeconómico en todos los niveles, en especial en la Educación Media. La disminución de los resultados en lectura se debe principalmente a la baja en el desempeño de los hombres. Varias posibles explicaciones se han levantado en los últimos días para explicar este fenómeno, desde el excesivo uso de la tecnología y los hábitos lectores, hasta ciertos patrones culturales, pero la verdad es que todavía sabemos poco al respecto y es un problema complejo que no responde a un solo factor. Por tanto, lo que requerimos es más y mejor evidencia para generar buenas políticas al respecto.

Por otro lado, la mantención de las enormes brechas de resultados en la Educación Media muy probablemente esté asociada a los altísimos niveles de segregación escolar y de distribución inequitativa entre los liceos de las capacidades docentes y directivas, así como a las débiles o casi ausentes políticas específicas y sistémicas para el mejoramiento de la Educación Media en la última década, entre otros. Solo hace 4 años, se comenzó a implementar la Subvención Escolar Preferencial en los liceos. Pese a que esperamos que, tal como en la educación básica, ésta tenga un importante efecto en el corto plazo, su éxito depende críticamente de una buena implementación, de la cual hasta no tenemos ninguna evaluación precisa.

Por último, estos resultados reafirman la necesidad de las reformas recientes que avanzan hacia un sistema más inclusivo y fortalecen las condiciones y capacidades de nuestros docentes, sin lo cual no será posible dar el próximo salto en calidad en el país. Pero, al mismo tiempo, dan cuenta de algunos de los próximos desafíos, como son una política más robusta e integral de desarrollo y carrera de los directivos escolares, una política sistémica y comprensiva de apoyo a la educación media, y un fortalecimiento de las capacidades de apoyo a los establecimientos, en especial para atender a una población escolar muchísimo más diversa.

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM

Comenta este post

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día