Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

Opinión

Revaluar la actividad minera del sur

Revaluar la actividad minera del sur Revaluar la actividad minera del sur

"Estoy insistiendo ante el Gobierno para que no abandone el proceso de rescate y búsqueda de los dos mineros, utilizando todos los adelantos técnicos disponibles".

Antonio Horvath Kiss

Por


Senador de la República por Aysén

El accidente ocurrido el pasado 9 de junio y el posterior proceso de rescate no terminado de los mineros Jorge Sánchez Martínez y Enrique Ojeda González, atrapados en la mina Delia II, en el sector sur del Lago General Carrera en la Región de Aysén, constituye una verdadera campanada de alerta respecto a este tipo de actividades para la zona sur austral de nuestro país.

Toda actividad humana lleva asociado algún riesgo, y este infortunio es uno de los casos. En una región frágil y geomorfológicamente nueva, como la nuestra, con gran cantidad de precipitación, fracturamiento de rocas y con faenas que se realizan bajo niveles de lagos como el mencionado –el segundo más extenso de Sudamérica– desde luego se requiere una profunda revisión y un exhaustivo análisis de riesgo.

A veces, en la Zona Austral llueve mucho más adentro de los túneles que fuera de estos, debido a que la roca se encuentra muy fracturada; los altos niveles de precipitación tornan habitual la labor de sortear las dificultades que genera el agua, el hielo la escarcha y el lodo.

Si sobre esta actividad además se incluyen los depósitos y relaves mineros, el riesgo aumenta aún más. Por esta razón, estoy insistiendo ante el Gobierno para que no abandone el proceso de rescate y búsqueda de los dos mineros, utilizando todos los adelantos técnicos disponibles, no solo desde el punto de vista humanitario, sino también preventivo en actividades similares.

La minería en la Zona Norte, caracterizada por la sequedad del terreno, también conlleva riesgos, pero desde luego de muy distinta naturaleza. En el caso de que previo a dar las autorizaciones correspondientes se tengan que paralizar este tipo de faenas, o suspender hasta que se encuentren las condiciones adecuadas, si es que existen, lo que corresponde como Región y Estado es generar fuentes laborales alternativas, compatibles con la vida y su dignidad, así como con las condiciones naturales, ambientales y culturales.

Para ello, la Zona Sur, en especial, la Patagonia chilena, tienen múltiples obras públicas por realizar; también existen otras oportunidades en el área de la agricultura, la forestación, mediante riego. Además, el cambio climático está abriendo nuevas oportunidades, en el litoral y en el turismo de carácter especial.

Junto con el proceso de investigar y determinar las responsabilidades y de establecer las respectivas indemnizaciones, tanto de la empresa como de los servicios competentes, estamos frente a una gran alerta que nos llama a revisar la actividad minera en nuestra zona sur austral.

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM

Comenta este post

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día