Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

Opinión

Se Nace y Se Hace

Se Nace y Se Hace Se Nace y Se Hace

Debemos combatir ese estigma de que una mujer que tenga interés en el área científica y tecnológica es menos sexy que una enfocada al área humanista o de la salud.

Por


Gerente General de Biosigma, ganadores del Avonni Minería con el sistema de Biolixiviación a Temperatura Ambiente.

Hace unos días estuve en Copiapó dando una charla motivacional a mujeres de la región que están dispuestas a emprender en el marco del programa Wilca Tech, liderado por la incubadora de negocios Chrysalis y el gobierno regional de Atacama. El objetivo de la reunión era contarles a estas mujeres, desde mi perspectiva personal cómo es posible incorporar la innovación tecnológica en un negocio y emprender con esto, a la vez que compatibilizamos nuestros multi roles familiares de hijas, esposas, madres o lo que sea que nos haya tocado.

En una sala de aproximadamente 50 asistentes, en su mayoría mujeres, de pronto se levanta, de una de las mesas, una niña de voz tenue e infantil, para comentar una idea que surgió en su grupo, para paliar el problema de la escasez hídrica. Una vez terminada la actividad, se me acerca esta niña y me entero que tiene 17 años, su nombre es Britaney y ha hecho lo posible y también lo imposible para conseguir estudiar Acuicultura en el Liceo Técnico Profesional Manuel Blanco Encalada de Caldera. Siendo de Copiapó y la mayor de 4 hermanos, a sus padres no les parecía razonable que se fuera a estudiar a otra ciudad. Sin embargo ella consiguió una beca, y una familia tutora que la recibió en Caldera. Estando en el Liceo de Caldera, postuló junto con una compañera al premio Junior del Agua 2016. Me cuenta que sus compañeros les insistían que eso era una pérdida de tiempo y que por lo mismo cuando supo que habían quedado clasificadas, sintió una gran alegría, por poder demostrarles que “con ganas y esfuerzo, todo es posible”. Finalmente me cuenta con naturalidad que estaba planificando su viaje a Estocolmo, pues parte del premio es poder presentar su idea en el concurso internacional “Stockholm Junior Water Prize”.

Este encuentro casual me dejó pensando en cuantas Britaneys habrán en Chile, que con un poco menos de perseverancia que esta chica, se quedan escondidas en sus casas, siguiendo el ejemplo de sus madres, tías o abuelas. En estas ocasiones es cuando se hacen carne las cifras recientemente difundidas por organismos como Comunidad Mujer, que nos muestran que sólo el 1,5% de las estudiantes ingresan a carreras relacionadas con Ciencias, o que el año 2012 solo 8,6% de las mujeres tituladas lo hicieron de una carrera vinculada a la tecnología. ¿Por qué si a nivel de cuarto básico no hay diferencia en los resultados del SIMCE en matemáticas entre niños y niñas, después en la PSU hay más de 26 puntos de ventaja para los niños? Obviamente es un problema cultural. No es responsabilidad sólo del sistema educativo rescatar estos potenciales, tenemos una responsabilidad como sociedad de estimularlas y apoyarlas en su desarrollo. Debemos combatir ese estigma de que una mujer que tenga interés en el área científica y tecnológica es menos sexy que una enfocada al área humanista o de la salud. Necesitamos hombres y mujeres en todas las áreas profesionales que aporten con su visión particular a la resolución de los complejos desafíos que hoy se nos presentan. También necesitamos menos “chaqueteo”, que los compañeros de Britaney reconozcan y celebren el valor de ella y su compañera al presentarse a un concurso, sin desacreditarla o desmotivarla para evitar que destaquen. Y pensando en esto último es que quiero destacar el valor de premios como el Junior del Agua, que en nuestro país es patrocinado por la Dirección General de Aguas y Fundación Chile. Es deseable que se generen muchos premios más como este, que logren motivar y visibilizar a los jóvenes, que en el futuro – sin importar su género- serán los emprendedores de nuestro país, ya que si bien hay algunos/as que nacen con ese interés, también hay otros/as que pueden convertirse en el camino, porque los emprendedores/as nacen y también se hacen.

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM

Comenta este post

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día