Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

Opinión

Sexo ocasional y mujeres

Sexo ocasional y mujeres Sexo ocasional y mujeres

"Hombre. Soy igual que tú, de carne y hueso. Soy igual de caliente que tú y eso no me hace peor persona o 'menos'. Tengo deseos, igual que tú",

Janet Noseda

Por


Psicóloga. Magister en psicología clínica. Especialista en género y diversidad sexual.

Chile es un país marianista más que cristiano. Esto quiere decir que se venera más la figura de la virgen María que a Cristo. Esto lo podemos observar en las peregrinaciones de los fieles, cuando la multitud camina alzando la imagen de yeso de la virgen con un niño en sus manos. Es decir, Chile venera y tiene enraizado fuertemente en su cultura la idea de la mujer que es madre y a la vez asexuada, virgen. Esto tiene implicancias psicológicas importantes, tales como el que a las mujeres se nos vea como sinónimo de madres, maternales, dulces, tiernas y por supuesto… vírgenes, sin deseo carnal, sin atisbos de erotismo. ¿Cómo influye esto en cómo se relacionan los hombres chilenos con las mujeres? Buscan que sus parejas calcen con la imagen de la virgen: mujeres que no demuestren tener deseo sexual. ¿Qué pasa entonces si tenemos sexo ocasional con ellos?, ¿nos considerarán como potenciales parejas?

No sé cuál será la experiencia de las lectoras, pero la mía es que las veces en que he tenido sexo ocasional, no se me ha considerado para algo más que eso: sexo. Al, revés, si espero unas cuantas citas, se me considera como probable pareja. El problema es que esta idea de la mujer virgen no es real. Tenemos deseos, libido igual que los hombres y muchas veces, nosotras mismas escondemos estos deseos, no decimos que tenemos ganas de tener sexo ni siquiera con nuestras amigas, porque nos considerarán “maracas”, calientes… y ser mujer y caliente en Chile, es una muy mala combinación.

Me rehúso a ser esa mujer que se guarda las ganas de tener sexo para ser considerada como probable pareja estable. Me rehúso a caer en algo tan absurdo y no quiero tampoco tener una pareja tan básica. Por lo general, si conozco a alguien y tengo ganas de tener sexo, lo tengo pero sé que después seré desechable, o la mina a la que se le llama sólo para tener sexo. ¿Habrá algún hombre acaso que no le de tanta importancia al asunto?, ¿por qué tenemos que esperar como tres citas para tener sexo, si es algo natural, si después hay conversaciones sinceras, risas y la desnudez de ambos no es solo del cuerpo sino también del alma? A mí me parece una excelente oportunidad para compartir un momento íntimo y precioso con alguien, donde ya sin presión alguna podemos hablar, reír, conversar.

Quiero un hombre con el que pueda tener sexo desde el primer momento y que siga interesado en mi como persona después de eso o quizás no, quizás ambos nos damos cuenta de que sólo queríamos sexo, lo cual está bien, pero quisiera conocer a un hombre que no me tachara de “fácil”, de “maraca” por acostarme con él desde un principio.

Hombre. Soy igual que tú, de carne y hueso. Soy igual de caliente que tú y eso no me hace peor persona o “menos”. Tengo deseos, igual que tú. Si conozco a alguien que me llama la atención, me excito, al igual que tú y también quiero tener sexo, a veces porque sí, otras porque realmente quiero tener una relación de pareja con esa persona. ¿Realmente tenemos que definir una relación de pareja de acuerdo a si me acuesto al tiro o no contigo?

Creo que un déficit en la igualdad de género es que yo también tenga derecho a tener libido, ser caliente y tener sexo a la primera si es que tengo ganas y no ser desechada por ello. Yo también quiero saciar mis deseos sexuales, al igual que los hombres, con liviandad, con la tranquilidad de que no me juzgarán por ello. Quiero vivir mi sexualidad con la misma libertad que los hombres.

Si tengo sexo a la primera con un hombre, no pienso que es un maraco y lo desecho, si veo que realmente está interesado en mí y quiero que también sea lo mismo para mi lado. Me fijo en otras cosas que tienen que ver CON SU PERSONA: si es inteligente, si tiene metas, si sus gustos son parecidos a los míos, si es una persona seria y lo más importante, si es una buena persona. ¿Será mucho pedir que se me cualifique de acuerdo a mi calidad humana y no si me acuesto a la primera o no?

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM

Comenta este post

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día