Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

Ambiente

Somos los rostros del reciclaje

Somos los rostros del reciclaje Somos los rostros del reciclaje

Nuestro sector ha trabajado históricamente en la informalidad y la marginalidad. Pero manejamos un conocimiento y práctica distintiva y prestamos un servicio que genera beneficios para la sociedad. Queremos que se nos reconozca como tales: profesionales del reciclaje.

Por


Experto en Gestión de Residuos Sólidos Domiciliarios, Secretario de la Asociación Gremial de Recicladores de Chile y Secretario de Comunicaciones de la Red Latinoamericana de Recicladores. 24 años de experiencia en el oficio de reciclador y activa participación en espacios de incidencia política a favor del reciclaje y la inclusión de los recicladores.

Los recicladores de base chilenos realizaremos nuestro V Encuentro Nacional, bajo el lema: “Somos los rostros del reciclaje”. Esta actividad busca reconocer a los más de 60.000 mujeres y hombres que día a día estamos ahí, desarrollando nuestra labor de recolectar, clasificar y recuperar los residuos que la sociedad desecha.

Con nuestro trabajo, aportamos en más de un 60% al reciclaje del país, lo que nos hace un actor sumamente relevante. Sin embargo, nuestro trabajo, su valor ambiental y económico, siguen siendo invisibles para el ciudadano común. Es que la –mal llamada- “basura” tiene mala imagen: la gente no está acostumbrada a ver la riqueza que nosotros sí hemos visto desde hace mucho tiempo.

Miles de personas y familias, ya están separando y reciclando sus residuos domiciliarios, pero aún falta. Como país, no podemos darnos el lujo de seguir desperdiciando nuestros recursos: nuevas leyes, incentivos y educación harán que nuestras prácticas sobre disposición de residuos cambien drásticamente durante los próximos 10 años.

La inminente aprobación de la Ley de Responsabilidad Extendida del Productor (llamada Ley REP), introducirá cambios severos en el manejo de los envases y embalajes, exigiendo metas de recuperación de residuos para los productores. El modelo de implementación aún es incierto, pero lo claro es que impacta directamente a nuestro sector, quienes recuperamos principalmente cartón, latas, botellas y otras clases de envases. El peor de los escenarios, sería nuestra desaparición: 60.000 familias sin ingresos, en un momento en que la economía no brindará ese nivel de ingreso alternativo.

Pero nuestra visión ha sido otra: la de golpear puertas, hacernos ver, generar confianza y construir propuestas. Hoy tenemos un convenio de trabajo con el Ministerio de Medio Ambiente, una mesa de trabajo con 5 ministerios más, una Ley REP que nos considera, una política sectorial en construcción, municipios que confían en nosotros y buenas relaciones con las empresas. Y sobre todo tenemos fe en el futuro.

Nuestro gran desafío inmediato: el Catastro de Recicladores y un Sistema de Certificación de Competencias y Formación de Recicladores. Nuestro sector ha trabajado históricamente en la informalidad y la marginalidad, lo que nos impide manejar cifras confiables, orientar y medir adecuadamente nuestras acciones. Pero hace años nos empezamos a sentir profesionales en lo que hacemos: manejamos un conocimiento y práctica distintiva y prestamos un servicio que genera beneficios para la sociedad. Queremos que se nos reconozca como tales: profesionales del reciclaje.

Seguiremos estando en el corazón de la valorización de los residuos, tal y como hemos venido estando por décadas. Nuestras historias, proyectos y sueños viven ahí, en ese-muchas veces desconocido y desvalorizado- mundo del reciclaje.

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM

Comenta este post

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día