Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

Mujer

¿Son discriminados los hijos de familias homoparentales?

¿Son discriminados los hijos de familias homoparentales? ¿Son discriminados los hijos de familias homoparentales?

Algunos podrán creer que Chile no está preparado para estas familias pero la verdad es que las parejas de lesbianas y homosexuales que tienen hijos existen desde siempre en este país y no aparecerán mágicamente con una ley de matrimonio igualitario.

Janet Noseda

Por


Psicóloga. Magister en psicología clínica. Especialista en género y diversidad sexual.

Como psicóloga que se dedica a la diversidad sexual, me realizan muchas preguntas sobre el tema, pero especialmente me preguntan por las familias homoparentales, donde el interés de la discusión tiende a ser el siguiente: ¿es verdad que los hijos de padres o madres del mismo sexo sufren una fuerte discriminación?, ¿cómo les afecta esto en su desarrollo?

Desde que comenzó el debate por el matrimonio igualitario, la discusión ha evolucionado (o involucionado) hacia diferentes aristas. En un primer momento era sobre la pregunta básica si es que un hombre y una mujer podían o debían casarse. Ahora, que pareciera que la ciudadanía ya ha masticado lo suficiente este tópico como para afirmar que cualquier ciudadano puede casarse, la discusión avanzó hacia los hijos ¿sufren los hijos de padres y madres del mismo sexo?

No me sorprende que la discusión haya girado hacia este tópico, pues observé y participé en varios debates y la sensación con la que me quedaba era que el sector que se oponía al matrimonio igualitario, al quedarse sin argumentos frente el derecho a casarse de cualquier persona, tomó como bandera el que los niños serán fuertemente rechazados y discriminados. Obviamente que la duda se sembró en la población.. Es mi deber entonces, aclarar algunos aspectos sobre este tópico, que he observado desde mi práctica clínica con familias homoparentales y desde las investigaciones con que contamos en la Psicología (me estoy refiriendo a las investigaciones que se han publicado en revistas científicas y sin faltar el respeto a nadie, no incorporaré investigaciones de instituciones no avaladas científicamente ni de organizaciones religiosas. Sólo hablaré desde la Psicología):

  1. Los hijos de familias lesbo y homo parentales no son mayormente discriminados en comparación a hijos de familias hetero parentales.

Los hijos de familias lesbo y homoparentales no sufren mayor discriminación. Los compañeros de clase tienden a reaccionar con curiosidad positiva y no con molestias, especialmente mientras menor sea el niño. Es necesario recordar que los niños no tienen la misma cantidad de prejuicios que los adultos, ya que los prejuicios se adquieren con la adultez o son trasmitidos a nivel familiar y generacional.

La discriminación se presenta mayormente en los niños y adolescentes que son ellos mismos, homosexuales o lesbianas y no cuando sus padres lo son. Este punto es muy importante, ya que según mi experiencia clínica, es este el punto que debiera ser foco de atención en chile por ser la segunda causa de suicidio adolescente y no la conjetura de si los niños hijos de padres o madres del mismo sexo serán discriminados, ya que mi experiencia también me muestra que no lo son.

Es importante de todos modos, señalar a las lectoras y lectores lesbianas u homosexuales que tengan hijos, que lo aconsejable es comunicar desde un primer momento en la escuela que son una familia lesbo u homoparental y conocer cual es la actitud del colegio frente a ello y establecer un plan con los profesores y directivos educacionales para realizar charlas educativas tanto a los alumnos como a los apoderados.

Tampoco es aconsejable que los padres y madres lesbianas u homosexuales se aíslen del colegio. Todo lo contrario. Es aconsejable que participen activamente en las actividades del colegio sin esconder su orientación sexual para permitir a las otras familias derribar los mitos y prejuicios que se tienen con respecto a las personas homosexuales. Con esto y poco a poco, los demás apoderados terminan apoyando a las familias lesbo u homoparentales y transmitiendo estas nuevas experiencias a sus círculos.

En otros países se implementan programas de educación y apoyo en los colegios, para las familias lesbo y homoparentales. Se ha demostrado que los grupos de ayuda entre pares es un factor protector tanto para los padres del mismo sexo como para sus hijos, en cuanto se comparten experiencias y se desarrolla la sensación de “no estar solos”.

  1. La orientación   sexual de los padres no influye en el desarrollo socioemocional de los hijos

La principal variable que incide en el desarrollo social, cognitivo y emocional de un niño o niña es la calidad de la relación entre los padres. Esta variable influye directamente en los hijos, especialmente cuando observan padres que ya no se tienen amor entre ellos o pelean constantemente. Esta calidad de relación es el principal factor de depresión en los niños, alteraciones conductuales o ansiedad y es independiente de la orientación sexual de los padres. Padres o madres que estén juntos por amor (no por los hijos) y que tengan una relación armónica entre ellos, tendrán hijos más sanos y ello incide más que la orientación sexual que tengan.

  1. La discriminación que afecta a los hijos de familias lesbo u homo parentales, es la que observan hacia sus padres o madres, que ocurre en mayor medida que a los hijos

Los hijos de lesbianas u homosexuales presentan menor auto estima cuando perciben que sus padres o madres son discriminados por su orientación sexual. Estos niños se deprimen y se preocupan cuando ven amenazado a lo que más aman: sus padres o sus madres. Para esto, nuevamente insisto, en que la educación a la sociedad es el factor clave. Los hijos que observan que sus padres son discriminados en sus trabajos o no aceptados por el resto de la familia por su orientación sexual, sufren y ven menoscabada su auto estima. Nuevamente, el factor que se ha demostrado que es punto de discriminación, no es ser “hijo de”, si no ser homosexual o lesbiana, sea esto el caso de los padres o el caso de los mismos hijos. Pareciera ser que la sociedad ataca a quienes detecta como homosexuales o lesbianas en sí mismos y no a sus familias.

Como conclusión: los hijos e hijas de familias lesbo y homoparentales no son mayormente discriminados. Algunos podrán creer que Chile no está preparado para estas familias pero la verdad es que las parejas de lesbianas y homosexuales que tienen hijos existen desde siempre en este país y no aparecerán mágicamente con una ley de matrimonio igualitario. Son muchas las familias homo y lesboparentales en Chile muchas las escuelas que ya han tenido apoderados y apoderadas que son parejas del mismo sexo, por lo cual quienes señalan estos argumentos, lo hacen desde la ignorancia de no conocer cómo son las familias formadas por padres o madres del mismo sexo.

Con esto no quiero decir que no se deba hacer nada al respecto. Todo lo contrario. Creo que debiera existir desde el gobierno, un programa potente de educación a la sociedad acerca de la homosexualidad, el lesbianismo y la bisexualidad, que apunte a derribar los prejuicios. También pienso que las escuelas debieran contar con programas de educativos de familias diversas y grupos de apoyo entre pares para apoderados y alumnos por separado.

Nuestro país tiene una gran responsabilidad, pues el matrimonio igualitario se va a concretar más temprano que tarde y para ello, en vez de desgastarnos en compartir prejuicios, lo que debemos hacer a nivel país es educar a la población con respecto a las familias homo y lesbo parentales.  

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM
Ahora en Portada

Comenta este post

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día