Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

Opinión

Sororidad: el caso de Karen Paola

Sororidad: el caso de Karen Paola Sororidad: el caso de Karen Paola

"No necesitamos más “maraca”, “suelta” ni “puta” desde las mismas mujeres. Debemos practicar la sororidad, sabiendo que podríamos ser nosotras mismas las que estuviesen en esa situación".

Janet Noseda

Por


Psicóloga. Magister en psicología clínica. Especialista en género y diversidad sexual.

Mucho he escrito acerca de las desigualdades de género, de ese injusto trato que recibimos por el sólo hecho de serlo. Golpeadas, vejadas, violadas, obligadas a cumplir con un canon de belleza que nos pesa como plomo sobre nuestros hombros (depilarnos, maquillarnos, ser delgadas, etcétera) y por si fuera poco, somos obligadas a parir ante cualquier circunstancia, aún si somos violadas, aún si somos niñas de once años, aún nuestra vida corra riesgo. Frente a esto, se han realizado campañas para terminar con los femicidios bajo el nombre #NiUnaMenos y con marchas en apoyo a Nabila Rifo.

He leído en Twitter como muchos hombres ponen #TeCreemosNabila y #NiUnaMenos pero luego, son los primeros en menospreciar y atacar a una mujer a la que le filtraron fotos desnudas. Entonces, ¿el poner mensajes de apoyo a Nabila Rifo era sólo para seguir la moda? Porque detrás de lo que le sucedió a Nabila, está todo el sistema patriarcal que es la causa de estos ataques: pensar que las mujeres somos propiedad de los hombres, que no podemos pensar por nosotras mismas, que somos despreciables, mentirosas y sobre todo, que no podemos ser sexualmente activas. Así, leí los comentarios de una nota sobre la filtración de estas fotos con sorpresa, donde algunos incluso sugerían que Karen se suicidara, que era una mentirosa pues ella misma habría filtrado esas fotos para hacerse más famosa. Maraca fue lo más suave que leí.

Pareciera que no entendimos nada, que el caso de Nabila Rifo fue entendido sólo desde los golpes, no desde el sistema patriarcal que la llevó a ese destino. ¿Por qué Karen debería ser una mentirosa?, ¿Por qué es mujer?, ¿por qué debería ser una maraca?, ¿las mujeres somos asexuadas que no podemos ser sexualmente libres y activas? A veces me pregunto, ¿y si las fotos fueran de un futbolista? Ya vimos el caso de un célebre jugador de futbol grabado teniendo sexo con Valentina Roth. Él salió libre de polvo y paja y es celebrado como macho alfa por su rendimiento en el fútbol mientras ella fue blanco de ataques, bromas y denostaciones. ¿Hay equidad en nuestra sexualidad entonces?

Cuando leí los comentarios por las fotos de Karen Paola, me di cuenta que la mayoría era de hombres y existían algunos comentarios de mujeres. Eso me dolió y me enojó. ¿Encima de todo lo que debemos vivir, nos hacemos la vida más pesada las unas a las otras?, que maraca, que eso no se hace, que es una mentirosa. Ay.

Sororidad es un concepto que nace desde el feminismo. Marcela Lagarde, define sororidad como el comportamiento de unas mujeres con otras desde la hermandad, desde la comprensión amorosa de que todas sufrimos lo mismo. Sor viene de la palabra hermana y sororidad vendría siendo como hermandad entre mujeres. Ya tenemos suficiente con el acoso callejero, con ser privadas de tener derecho a aborto en tres causales, de ser tildadas como maracas por ser sexualmente activas como para soportar encima que otras mujeres, repliquen los mismos conceptos machistas. Me da pena leer que sean mujeres las que atacan a otras mujeres. En este caso, vemos a una mujer sexualmente activa y obvio, ¿o creían que era virgen? Y ¿por qué tiene que ser una mentirosa que usa esas imágenes para conseguir fama?, ¿nos consta que ello sea así?, ¿por qué la atacamos entonces?

No necesitamos más “maraca”, “suelta” ni “puta” desde las mismas mujeres. Debemos practicar la sororidad, sabiendo que podríamos ser nosotras mismas las que estuviesen en esa situación ¿o no tenemos vida sexual? Debiésemos ser las primeras en defendernos, teniendo en consideración que ante la sexualidad masculina, los hombres se palmotean las espaldas y se creen héroes. Debiésemos defendernos, apoyarnos y estar atentas a cuando se hagan presentes los prejuicios de género que nos tildan de mentirosas y maracas, por el solo hecho de ejercer nuestro DERECHO a una sexualidad libre para apoyarnos y defendernos, pensando siempre que podríamos haber sido nosotras.

Quiero terminar esta nota señalando firmemente que quien descarge el video de Karen, se hace cómplice de un acto delictivo y es un morboso. No hay nada en ese video que tenga que ver con otras personas, por lo que me parece que de una bajeza horrible el descargar el video, disfrutar de esas imágenes para luego decir que es una maraca. Bueno, será maraca, pero usted es un morboso y un caliente.

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM
Ahora en Portada

Comenta este post

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día