Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

Opinión

The Weeknd: la perversión del ángel que aterrizará en Lollapalooza

The Weeknd: la perversión del ángel que aterrizará en Lollapalooza The Weeknd: la perversión del ángel que aterrizará en Lollapalooza
Bárbara Alcántara

Por


Periodista especializada en música. Instagram: chicarollinga

“The Weeknd suena como un ángel que está resignado a caer por un precipicio” de esta manera concluye una reseña de Pitchfork sobre el canadiense que encabeza el cartel de Lollapalooza 2017. La dulzura de su voz, en contraste con letras explícitas que, a su vez, mezclan el rhythm and blues con pop electrónico son sus cartas de presentación.

Pero ¿quién es The Weeknd? su verdadero nombre es Abel Tesfaye, tiene 26 años, es hijo de inmigrantes etíopes y creció en Toronto, Canadá. Dejó la casa de sus padres cuando aún era adolescente y subsistía gracias a la venta de hierba, mientras trabajaba en lo que sería su material debut. El 2011 y bajo su seudónimo, subió tres mixtapes —lo mismo que un disco pero sin fines comerciales— a internet con un desfase de tres meses cada uno. Dicha irrupción causó estragos entre sus primeros seguidores por la perversión de las líricas, la oscuridad de las melodías que sampleaban a Beach House y a Siouxsie and the Banshees y por otro lado, el parecido de su voz a la de Michael Jackson. Una amalgama poco frecuente.

Un año más tarde los sellos XO y Universal Republic se asocian y fusionan los tres mixtapes en un disco que fue lanzado bajo el nombre de “Trilogía” (2012). El hedonismo siguió presente en lo que vino después, el cachondo “Kiss land” (2013), compuesto por diez canciones que siguen la línea brutal de sus debuts. Favorecido por una buena campaña de marketing y un productor amante de la facturación; el 2014 graba un dueto con Ariana Grande y, posteriormente el dramatismo y sensualidad de su canción “Earn it” cautivó a los productores hollywoodenses para musicalizar “Cincuenta sombras de Grey”. Ambos acontecimientos contribuyen para posicionarlo en el mapa y traspasar las fronteras del cono norte.

Luego, dos singles fundamentales en su discografía fueron publicados, “The Hill” y “Can’t feel my face” cuyos lanzamientos antecedieron a “Beauty behind the madness” (2015), ganador del Grammy en la categoría de mejor disco urbano contemporáneo y aclamado por la crítica especializada. En poco tiempo Tesfaye se transformaba en el chico de moda, tenía alta rotación radial y artistas tales como Disclosure, Sia, Ed Sheeran, M.I.A y Drake trabajaban con él. Por último, su narrativa lasciva y desenfrenada basada en el sexo y la cocaína fueron los ingredientes finales para dar vida a un nuevo personaje dentro de la industria musical, The Weeknd pasó de ser un artista de culto a convertirse en un vampiro del pop.

Abel Tesfaye se presentará en Chile el próximo domingo 2 de de abril para liderar la séptima versión del festival Lollapalooza. Su visita viene antecedida por el lanzamiento de su último disco “Starboy” publicado el año pasado. Se trata de la entrega más débil de su catálogo, a pesar de contar con Daft Punk, Lana del Rey y Kendric Lamar como artistas invitados. Compuesto por eternas 18 canciones, menos oscuras pero no por eso más luminosas, con una tendencia al pop comercial de baja calidad, cuyos hilos conductores son la fama y, nuevamente, las drogas.

The Weeknd se equivocó de desvío con “Starboy”. La solución es simple, retroceder y continuar por la ruta principal que pilotea desde sus comienzos, camino que lo podría llevar, después de mucho kilometraje, a situarse junto a Prince, uno de sus mayores referentes. Su fórmula inicial, cuya fusión de música afroamericana con pop de sintetizadores y bases electrónicas es la clave para que la carretera se transforme en una travesía infinita.

The weeknd 2

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM

Comenta este post

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día