Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

Opinión

Trabajo e inclusión: un círculo virtuoso

Trabajo e inclusión: un círculo virtuoso Trabajo e inclusión: un círculo virtuoso

¿Cómo estamos evaluando a nuestros colaboradores? ¿Cómo estamos midiendo su aporte? ¿Por su talento, capacidad y contribución? ¿O nuestra falta de apertura, de mirada integradora nos lleva a tomar decisiones que nos hace una mala sociedad donde vivir e incluso nos hace perder recursos? Recursos que, sin dudar, impactan los resultados de las empresas.

Por


Directora Ejecutiva Comunidad de Organizaciones Solidarias

Existe un hecho innegable en el mundo moderno -entre tantos otros conceptos- y es que el trabajo debiera ser no sólo la fuente de nuestro sustento, sino además un espacio que nos permita sentirnos realizados como personas. En la vorágine diaria, donde se mezcla la tecnología, la economía, los cambios políticos y los devenires sociales, nos olvidamos que el trabajo es también un derecho, y muchas veces negado a quien encontramos, por algún motivo, “diferente”.

Trabajar nos permite poner al servicio de los demás nuestros talentos, conocimientos y experticias, y de ese modo hacernos parte de la construcción societaria.

Cuando hablamos de inclusión en el mundo laboral, por ejemplo, en la Ley de Cuotas, se refiere a incorporar en los círculos laborales a personas con discapacidades cognitivas y físicas. Sin embargo la INCLUSION con mayúscula nos permite ampliar esa mirada y referirnos también a los migrantes, a las personas que fueron privadas de libertad; a las personas mayores , a la diversidad sexual, y, ¡sorpresa!, a las mujeres en áreas científicas, tecnológicas, ingeniería y matemáticas (STEM es su acrónimo en inglés).

Las mujeres se han incorporado al mundo del trabajo, asumiendo el rol de proveedoras y, en algunos casos, provocando que los hombres asuman roles propios del hogar, como el cuidado de los hijos. La rotura de estos paradigmas es digna de aplausos. Sin embargo, hay un área de trabajo donde son discriminadas y es en las relativas a las ciencias. No hace falta bucear mucho en Internet para descubrir comentarios sexistas de los científicos contra sus pares mujeres en laboratorios; o simplemente mirar revistas “femeninas” u orientadas a niñas, las que no nos invitan precisamente, a ser científicas, astronautas, ingenieras, bioquímicas… Hay un mundo muy amplio de profesiones donde ciertamente la mirada de mujeres modernas son un aporte clave.

Los migrantes, aunque nos sorprenda, tienen en promedio un año mas de escolaridad que los chilenos y lamentablemente quienes tienen título técnico no puede convalidarlo en nuestro país. Cuánto talento dejamos pasar a nuestro lado y lo relegamos a tareas que no requieren ninguna formación. Perdemos capacidad productiva con esta actitud. Vinieron a Chile en busca de oportunidades, nuestra humanidad e inteligencia nos debería impulsar a dárselas. Lo mismo para la diversidad sexual. ¿Cómo estamos evaluando a nuestros colaboradores? ¿Cómo estamos midiendo su aporte? ¿Por su talento, capacidad y contribución? ¿O nuestra falta de apertura, de mirada integradora nos lleva a tomar decisiones que nos hace una mala sociedad donde vivir e incluso nos hace perder recursos? Recursos que, sin dudar, impactan los resultados de las empresas.

Los adultos mayores, por otro lado, a través de un empuje constante, están validándose como una fuerza laboral más. Con alegría veo que cada vez se valora más su conocimiento, su paciencia y su valor íntegro como trabajadores. Muchos lo hacen porque lo necesitan, otros porque les gusta trabajar y ambas opciones están muy bien. Como sociedad tenemos que aprender de quienes vienen “de vuelta”.

La inclusión es el pilar de la solidaridad, concepto que -grosso modo- establece que todos tenemos los mismos derechos a lograr un cierto bienestar y, para que todos accedan a éste, se deben realizar políticas y acciones orientadas a corregir esta desigualdad. La solidaridad implica impulsar proyectos de participación activa e interactiva que vincule a todos los sectores, que respeten y tengan en cuenta las necesidades del sector social al que se dirigen. La solidaridad es respetuosa de todas las personas, cualquiera sea su condición, los considera como ciudadanos plenos y busca su integración a la sociedad como agentes de desarrollo.

Por ello, y para profundizar sobre cada uno de los temas, todos de actualidad para nuestro país, les extiendo la invitación a participar del 3er Encuentro Empresa, Estado y Sociedad Civil, que este año se orienta justamente a la inclusión laboral entendida en este amplio concepto. Contaremos con Ministros de Esatdos, líderes de grandes empresas y de organizaciones de la sociedad civil, quienes aportarán a la conversación con su mirada particular y su expertisse.

Además, junto a Fundación Ronda y todo su inmenso trabajo en esta área, hemos organizado una Gran Expo Laboral Inclusival, donde buscamos levantar mil oportunidades laborales. Finalmente, los conversatorios que girarán sobre las áreas que les mencioné más arriba, preparados por organizaciones que se han destacado por su trabajo cotidiano en esos temas, como el Servicio Jesuita Migrante; la misma Fundación Ronda y Con Trabajo; Fundación Oportunidad Mayor, Comunidad Mujer, Fundación Paternitas y Reinventarse; y Fundación Iguales acompañados de empresas que tienen trayectoria en la inclusión y de su contraparte del estado.

Los invito a incluirse en esta conversación, a escuchar y ser escuchados, el 5 de octubre a las 9 a.m. en el GAM. Todos por la inclusión para hacer de Chile un país mas grande!!

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM

Comenta este post

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día