/AgenciaUno

Trae tu propio dispositivo al trabajo

Según una investigación desarrollada por Citrix Global BYO Index, hoy cerca del 28% de la fuerza laboral ya está utilizando sus propios dispositivos en sus trabajos y se espera que la cifra ascienda al 35% para mediados de 2013.

Otro estudio de Good Technology ha sido más lapidario y reveló que el modelo tradicional de servicio y apoyo a dispositivos en las organizaciones está obsoleto.

Esta tendencia tecnológica que sigue sumando adeptos se conoce como “Bring your own device” (trae tu dispositivo). Antes, lo que sucedía era que las áreas de tecnología de información gestionaban toda la infraestructura tecnológica, incluso la correspondiente a dispositivos de cada persona. Para esto, las empresas recurrían a organizaciones especializadas, del tamaño de IBM o HP –entre otras- para que se hicieran cargo con los contratos de prestación y mantenimiento de dispositivos. Todavía podemos ver cómo en algunas empresas, y sobre todo grandes corporaciones, existe un estándar en el tipo de dispositivos que usan los trabajadores, la mayoría usa los mismos notebooks y/o smartphones.

Pero los tiempos han cambiado y hoy, con la aparición de una gran variedad de dispositivos con múltiples prestaciones y de todas las capacidades, las personas ya no esperan a que la compañía les dote de nuevas tecnologías, sino que adquieren las que más les gustan y las integran en su vida laboral. Es más, me atrevería a decir que son las personas las que llegan mostrando las nuevas tendencias de dispositivos.

El punto es que hemos llegado a la instancia en que es muy normal que las personas traigan sus dispositivos al trabajo y además de vincularlos a la red, tengan la necesidad de integrarlos a los sistemas de información, email, fuentes de información, de sus compañías. Esto se ha transformado en un talón de Aquiles, para las áreas de TI, que se están viendo sobrepasadas en cuanto a la integración y soporte. Las empresas también, en términos de sus políticas, han debido flexibilizarse frente a esta situación. Claramente hemos pasado de un extremo, donde el estándar de equipos era la postura, a la variedad de dispositivos que hoy vemos en nuestras organizaciones.

Los desafíos para los equipos de TI se centran en 2 grandes aspectos:

1.- Tal vez la más obvia, tienen que asegurarse de proteger la totalidad de dispositivos y el contacto que éstos vayan a tener con información critica de la organización.

2.- Quizás la más compleja, tienen que asegurarse de entender el funcionamiento de cada dispositivo y ver de qué manera pueden apoyarse en las preferencias de las personas para que se cambien ciertos comportamientos y prácticas de productividad y calidad de vida.

Todo esto llevará a que empiecen a conocer de otra manera al trabajador que tienen en la organización y entiendan qué dispositivo puede favorecer más a una persona y cuál puede generar conflictos en la productividad, colaboración y calidad de vida.

La idea es que las áreas de tecnología aprovechen esta nueva forma de enfrentar el diario quehacer de las personas, para redefinir políticas de uso con el fin de remplazar malos hábitos, por otros que permitan cambiar la forma de enfrentar la productividad y colaboración.


Comenta esta columna

Copyright 2014 El Dínamo. Todos los derechos reservados.