Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

País

¡Tranquilo Jaime!

¡Tranquilo Jaime! ¡Tranquilo Jaime!

Just as every cop is a criminal, and all the sinners saints
(Jagger-Richards)

“El que esté libre de pecado que tire la primera piedra” señala el evangelio y por lo tanto es también lo que dicta cierto sentido común. Por ello, en medio de las recientes noticias que mezclan política y crónica roja, donde figura un agobiado y a veces agobiante senador, me permito enviar el siguiente mensaje al desaforado protagonista y líder de partido oficialista: ¡Tranquilo Jaime!

No es por armar leña con un árbol golpeado (jamás caído). Hacerlo sería como vernos la suerte entre gitanos. Quien escribe no es ningún santo y los tejados de vidrio sobran en esta tierra nuestra. Por otro lado, vale reconocer que la política es el lodo donde abundan las manos sucias, con salpicones de $$$ o de sangre. Las retroexcavadoras como le gustan al honorable, a veces van tan rápido que pueden dejar más de algún daño en el camino y esta vez le salpicó una vida dolorosamente perdida. Y no es de envidiar ni el sufrimiento de la víctima ni menos las penurias del conductor del vehículo involucrado. Y repito: ¡Tranquilo Jaime!

Vendrán las malas lenguas, la mala leche, el desafuero, pero lo predecible es que los votos seguirán ahí mismo, las buenas y malas lealtades también. La culpa presunta de Jaime pasa casi piola al lado del calvario Udi-Penta, o la renuncia del primer damo por haberse arrodillado ante el grupo Luksic. Jaime es sencillamente un pecador màs, como todos podemos serlo en una carretera y más aún en las rutas de la política, farándula, o el deporte, que suelen atravesarse en sus ámbitos. En esas vìas, el pecado es lo que el mundo valora y hasta incluso premia. Así es que : ¡Tranquilo Jaime!

Ejemplos sobran de lo expuesto. Ahí tenemos a un Johnny Herrera a quien algunos ven como un mártir de los conductores ebrios y la hinchada lo sigue reverenciando. Otro honorable como ud Jaime, de apellido Navarro todavía denuncia lucro en la derecha cuando el mismo quiso ahorrarse unos pesitos mas, a propósito de un accidente “por placer” y sus votos aún siguen intactos. El trabajador compañero Alinco declara que los saludos aumentaron en la calle luego de haber perdido el sillón parlamentario. La doctora presidenta ganó por paliza-palabra muy grata para ud Jaime-incluso aunque delante de todo el país, por su indecisión, arriesgó la vida de tantos chilenos un ya lejano 27 de febrero. El mismísimo Señor Piñera se ciñó su merecida banda presidencial con un historial de hartos pecados a cuesta. Y el poder quedó intacto. En el mundo, para que hablar de lo popular y cercano que se hizo Clinton después de Mònica o lo querido que es el papa Bergoglio a pesar de tantos dolores infantiles con el clero. La biblia cuenta que Barrabàs fue indultado masivamente pese a ultimar a un soldado.
Entonces màs aun ¡Tranquilo Jaime!,
después de una caída solo queda subir, después de una falta, culpable o no, viene el perdón y eso puede significar hasta un galardòn, o ese reino de los cielos que aseguran es para arrepentidos o sencillamente el beneplácito de un mundo donde los pecados, bien asumidos , pueden valer bien un aplauso, o un voto.

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM

Comenta este post

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día