Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

Nacional

Transantiago

Transantiago Transantiago

El subsidio del Transantiago nos afecta a todos, porque se financia con los impuestos de todo Chile y no sólo de los 2 millones de usuarios

Creo en la economía social de mercado, por lo mismo me atrevo a proponer la estatización del transporte público en Santiago, Transantiago, ya que nos afecta a todos, a los que vivimos en “regiones”, a quienes viven en Santiago, demostrando que el mundo privado ha fallado donde no debe fallar; si bien el problema es del diseño e implementación, quienes han participado de las concesiones son parte del problema, al desestimar los problemas que se han presentado y el riesgo que ello supone.

Nuevamente se trata de manipular la realidad a través de los medios: “El Gobierno no permitirá alza de $30”, a pesar que el diseño e implementación se hizo en el primer gobierno de Bachelet.

Para evitar el alza se buscará sumar $1.300 millones de dólares de subsidio por siete años y nótese que se trata de un subsidio que vale la pena preguntarse irá a pagar qué: ¿las utilidades de los concesionarios, a costo de nuestros impuestos y los beneficios sociales, como salud, educación, pensiones, etc., que se pueden lograr con ello?

De aprobarse el subsidio el Transantiago habrá logrado un total cercano a los $17.430 millones de dólares, más de lo que se ha invertido en el Metro de Santiago. La cifra, si no le dice nada, es equivalente al crecimiento económico que se logra en dos años de un buen gobierno o en tres o cuatro de uno malo 😉

El subsidio del Transantiago nos afecta a todos, primero porque se financia con los impuestos de todo Chile y no sólo de los 2 millones de usuarios; ¿cuántos bienes sociales se pudieron haber implementado con ese monto? y recuerde que los gastos del Transantiago tienen su espejo de gasto fiscal en regiones (multiplique por dos la cifra).

El proyecto de ley también amplía el giro del Metro para que pueda ser operador del Transantiago, es decir, que pueda operar buses, lo cual espero sea el primer paso hacia un sistema integrado de transporte estatal (y que funcionado eficientemente se decida si va a concesión, o no – como debería haber sido desde un comienzo)

Agrego que todo sistema de transporte será ineficiente si se exime el trayecto del paradero a la casa y viceversa; también si se deja de lado la integración logística entre los diferentes medios de transporte, etc. La complejidad que supone un sistema integrado de transporte amerita se haga de forma centralizada, y quién mejor que el Metro de Santiago: ha demostrado eficiencia, inclusive con la sobrealimentación que produjo el mal diseño del Transantiago.

Sin mediar análisis de causas, este Gobierno sigue tratando de arreglar síntomas; jamás la enfermedad. Contraproducente para un gobierno que se declara reformista y sus reformas, como la tributaria, ya llevan el apodo de “transantiago”, sinónimo de políticas publicas que drenan recursos y generan más problemas de los que originalmente trató de resolver. Entonces, ¿se debe dejar que inyecten más recursos ó solicitar el fin de él?

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM

Comenta este post

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día